Ahora veta Cabeza de Vaca Ley de Austeridad

0
1237
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Por Rogelio Rodríguez Mendoza.

El gobernador, Francisco García Cabeza de Vaca, vetó la Ley de Austeridad y la Ley de Remuneraciones de las Servidoras y Servidores Públicos, que buscan ponerle fin a los excesos en el gasto público por parte de los funcionarios que trabajan en el gobierno y municipios de Tamaulipas.
Durante la sesión ordinaria del Pleno Legislativo, realizada este martes, la mesa directiva recibió los oficios que contienen las observaciones con que el mandatario estatal rechazó ambos ordenamientos normativos, impulsados por el grupo parlamentario de Morena, y aprobados el pasado 15 de diciembre.
De esa manera, el Congreso del Estado dispondrá de 10 días para dictaminar los vetos en Comisiones y luego regresarlos al Pleno para su votación. Si Morena quiere rechazar las observaciones del gobernador, requerirá del apoyo de las dos terceras partes de el asamblea legislativa, que significan 24 votos.
La Ley de Austeridad vetada por Cabeza de Vaca busca ponerle limites al despilfarro en el gasto público por parte de los servidores públicos del Estado.
Po ejemplo, la ley limita la compra de vehículos de lujo o blindados, estableciendo que los que compre el gobierno no deberán costar más de 381 mil 841 pesos.
Además, prohíbe el uso de la flota área del estado y municipios para viajes que no estén relacionados con tareas de seguridad pública, protección civil y traslado de enfermos. Con ello se quiere impedir que los aviones del gobierno se sigan usando para viajes de placer.
Otra disposición normativa prohíbe la compra de boletos de avión en primera clase, y elimina los seguros de gastos médicos y de vida. También limita el uso de escoltas, y pone tope en viáticos, arrendamiento de inmuebles y otros rubros.
A su vez, la Ley de Remuneraciones para los Servidores Públicos del Estado y los municipios, que también fue vetada por el gobernador, impone límites en las percepciones salariales de quienes trabajan en los gobiernos estatal y municipales.
Establece que, el gobernador ni ningún otro funcionario podrá ganar más que el presidente de la República.
A la fecha suman siete los decretos legislativos vetados por el gobernador Cabeza de Vaca: uno de ellos es una reforma a la Ley de Hacienda para eliminar el canje de placas; otro se relaciona a una reforma a la Ley del Gasto Público para impedir que el gobierno reasigne recursos de una dependencia pública a otra; un tercer veto es a una reforma de la Ley de Coordinación Fiscal para que los municipios reciban del gobierno estatal un aumento del 20 al 22 por ciento el porcentaje de las participaciones federales a que tienen derecho.
El cuarto veto es a la Ley del Fondo de Capitalidad que obligaría al gobierno del estado a invertir en Victoria, el uno por ciento de su presupuesto anual; y el quinto veto es el que rechazó las modificaciones que Morena le hizo al proyecto de presupuesto para el ejercicio fiscal 2022.