La revocación de mandato en Tamaulipas

0
29
Felipe Martínez Chávez.
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Felipe Martínez Chávez.-

Está visto que la concurrencia a las urnas con motivo de la revocación de mandato (del Presidente) en Tamaulipas será un “cale” de lo que va a ocurrir el cinco de junio.

La revocación será el diez de abril. Las campañas estarán agarrando vuelo y, como se prevé, estará la “guerra sucia” entre los equipos contendientes para ver quién avienta más lodo. Es lo de cada contienda.

No se sabe con precisión cuántas casillas se instalarán en la entidad, pero, a como se ve, el INE volverá con su operación “ratón loco”, que consiste en mandar a electores de Llera a que expresen su opinión en Villa da Casas o Xicoténcatl, por ejemplo.

El Instituto tiene ya listos a casi dos mil aspirantes a supervisores y capacitadores, de un total de mil 125 que serán contratados.

Según el plan inicial, tienen previsto instalar cuatro mil 700 mesas en función de lo que ordena la Ley Federal de Revocación de Mandato. En la praxis no se sabe qué pasará.

Cabe señalar que la consulta popular del dos de agosto pasado, para decidir enjuiciar o no a los ex presidentes, fue un fracaso. Participó menos del ocho por ciento del padrón electoral. No tuvo efectos vinculatorios, pero el 97 por ciento de los concurrentes manifestó el “sí”.

En la consulta del 2021 acudieron 178 mil 250 tamaulipecos. El 98 por ciento dijo que sí deben ser juzgados, y el 1.5 por ciento que no. Anularon 732 opiniones. La participación ciudadana fue del 6.4 por ciento.

Instalaron mil 644 casillas, una cantidad demasiado baja como para recepcionar las boletas de todos los interesados.

Faltan poco menos de tres meses para que llegue la revocación de mandato. Casi dos después, en Tamaulipas, los ciudadanos irán a la constitucional ¿qué se espera? Por ahora los morenos no han hecho promociones a favor ni sus contrincantes para descalificar.

Según el último reporte, al 16 de enero, el avance de firmas en esta tierra es del 130 por ciento. Se requieren 80 mil 800 y rebasan los 105 mil 500.

Un buen pronóstico de los posibles resultados es la popularidad o aprobación de López Obrador. La marca del líder moral de la 4T es el atractivo.

La empresa Electoralia, en su trabajo que presentó el 14 del presente enero, dice que el 64 por ciento (Tamaulipas) piensa ir a votar el diez de abril. El 27 dijo que no y el nueve no sabe.

Agrega la misma empresa que el 58 por ciento aprueba el desempeño de López y el 34 lo desaprueba, algo que no ha variado mucho en los últimos tres años.

Por cuanto al actuar del gobernador Francisco Javier García, lo avala el 31 por ciento y desaprueba el 54. Son números que se han mantenido por lo menos en el último año.

En el sentir popular –siempre con Electoralia- el 54 por ciento opina que la alianza morenista va a ganar la gubernatura. El 30 considera que la coalición “Va por Tamaulipas”, esto a dos semanas de arrancar precampañas de los abanderados principales, César Augusto Verástegui y Américo Villareal Anaya.

Tema aparte, con la novedad de que la presidenta del Tribunal Electoral, Blanca Eladia Hernández, no le quiere pagar sus quincenas al magistrado René Osiris Sánchez Rivas, luego que este le ganó ante la Suprema Corte un pleito para permanecer siete años en la chambita.

Con fecha 14 de enero, Sánchez presentó juicio ante la Sala Superior del TRIFE en contra de Hernández, del Secretario General de Acuerdos y el Jefe Administrativo. Traen largo pleito.

Hablando de Acción Nacional, los diputados “Món Marón” (Edmundo José Marón) y Clara Luz García Guajardo regresaron a ejercer como diputados al Congreso local. Habían pedido licencia que para ir en la tercia como precandidatos a la gubernatura, en caso de que el nacional no aceptara solo a Verástegui.

Por su parte, “El Cachorro” Cantú fue concentrado en la presidencia del CDE. Por órdenes de “arriba” le quitaron la coordinación de la bancada y se la entregaron a Félix García Aguiar, de Nuevo Laredo.

El Congreso tiene sesión el martes a mediodía. Llevarán al pleno 19 dictámenes en que no aparece lo del canje de placas en 2022 ni la Ley de Capitalidad de Victoria, que fueron motivo de veto del Ejecutivo. Antes lo analizarán en comisiones.