El SNTE de Rigo, leal a su líder nacional

0
133
Fernando Acuña Piñeiro.
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Fernando Acuña Piñeiro.-

EL SNTE, bajo el liderazgo de Rigoberto Guevara Vázquez, ofreció este martes un convivio a los trabajadores de los medios de información. De esta manera Rigo ratifica su alianza con uno de los actores de la sociedad civil más importantes en el actual contexto de la democracia tamaulipeca.

El análisis de dicho encuentro se ubica en dos pistas: una de carácter interna, como es la propia sucesión de Rigo en la Sección 30 y otra no menos importante y fundamental, como es la elección por la gubernatura.

Ambos eventos van de la mano. Pero el proceso democrático del voto directo y secreto del cual saldrá el nuevo dirigente del SNTE en nuestro estado se dará hasta después de la elección de gobernador.

La razón es que los tiempos ya están muy apretados, y de esa forma el cambio de dirigencia gremial evitaría contaminarse con las pasiones de la luchas por el poder del Gobierno estatal.

Obviamente, nadie es ingenuo para creer que el SNTE va a ser neutral. Y dicha decisión tiene mucho que ver con el papel que actualmente juega en el contexto educativo de la 4T la dirigencia nacional de este gremio, dirigido por el maestro Alfonso Cepeda Salas.

Con esta estrategia de alargar el calendario de la sucesión interna en la Sección 30, Cepeda Salas podría estar blindando al magisterio tamaulipeco de las presiones que pudiese llevar a cabo el panismo, tratado de forzar el voto corporativo a favor de la causa azul.

En nuestra opinión, el SNTE se la va a jugar con Morena y con quien hoy lidera la defensa de la 4T en Tamaulipas, Américo Villarreal Anaya.

El SNTE tamaulipeco es ante todo leal a su dirigencia nacional. Veamos el contexto en que dicha cúpula gremial se ha manejado en estos años recientes:

En abril de 2019, todavía incipiente el gobierno obradorista de la Cuarta Transformación, el dirigente nacional del SNTE, Alfonso Cepeda Salas, puso al servicio del gobierno de extracción morenista y del Presidente a una de las fuerzas gremiales más representativas del país.

Lo anterior se dio en el marco de un total respaldo del Sindicato a las reformas de los artículos 3, 31 y 73 constitucionales que apuntalaban la reforma educativa. De esa forma, la nueva cúpula sindical correspondía al Gobierno federal (amor con amor se paga) el hecho de que le daban la confianza al profesor coahuilense y al mismo tiempo sacaban del juego al hasta entonces presidente del CEN del SNTE, Juan Díaz de la Torre.

La figura del Presidente sindical desapareció por acuerdo nacional del gremio, y hoy la máxima responsabilidad del sindicato recae en la figura del Secretario General (en este caso Alfonso Cepeda) que llevará las riendas nacionales del SNTE hasta el 2024.

En diciembre de 2020, Cepeda subrayó su respaldo al Presidente AMLO y a su gobierno, celebrando de paso la construcción de una nueva relación entre el titular del Ejecutivo federal y el magisterio nacional.

La alianza de Cepeda con AMLO obviamente no se limita a un tema de carácter legislativo, sino de naturaleza profundamente política. Y como tal, ha respaldado al morenismo en sus batallas electorales especialmente en el 2021, año en el que, la marca guinda ganó once de 15 gubernaturas.

El ocho de junio de 2021, el dirigente nacional del SNTE apareció en la Mañanera de AMLO para respaldar de una manera decidida las decisiones del Gobierno de la República en el marco de la pandemia. Y el pasado uno de diciembre, al cumplirse tres años del gobierno obradorista, un grueso contingente de maestros liderados por Cepeda Salas acudieron al zócalo de la Ciudad de México para sumarse a los miles de ciudadanos que escucharon y respaldaron el mensaje presidencial.

La alianza del SNTE nacional con el gobierno de la 4T es evidente e irreversible. Prueba de ello es que en 2021 los agremiados de esta poderosa organización magisterial le brindaron el apoyo a los abanderados del Morena en las elecciones por las gubernaturas. Uno de estos casos fue el estado de Baja California, donde los profesores arroparon de manera masiva a candidatura de Marina del Pilar Ávila.

Por eso, cuando alguien pregunta con quién se la van a jugar los maestros tamaulipecos en la elección de este año por la gubernatura, la respuesta indudable es que van a jalar con Morena y con su abanderado de la Cuarta Transformación, el médico Américo Villarreal Anaya.