Reabre Francia discotecas y contempla poner fin a uso de mascarillas en marzo

En todos o en una parte de los espacios cerrados “si el virus circula mucho menos y los hospitales están en condiciones de funcionamiento normal”

0
17
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Este miércoles Francia reabre las discotecas y vuelve a autorizar la consumición en estadios, cines o trenes, al tiempo que estudia el fin progresivo de las mascarillas en interiores a partir de mediados de marzo, probablemente de forma progresiva.

Olivier Véran, ministro de Sanidad de Francia, Olivier Véran, dijo que “a mediados de marzo” se podría prescindir de la mascarilla en todos o en una parte de los espacios cerrados “si el virus circula mucho menos y los hospitales están en condiciones de funcionamiento normal”.

Véran señaló que prevé un levantamiento progresivo de las restricciones que siguen en vigor por fases con una separación de una quincena de días entre cada una para comprobar los resultados y que no hay repuntes epidémicos, como los que se ven en algún país europeo como Dinamarca.

En la práctica, una vez que el 2 de febrero terminó la obligación de llevar la mascarilla en el exterior y se puso fin a la limitación de aforos en los estadios o en los centros culturales y de espectáculos, hoy pueden reabrir las discotecas (llevaban cerradas desde comienzos de diciembre) y se autorizan los conciertos con el público de pie.

También se puede consumir en las barras de los bares, así como en los estadios, en los cines y en los transportes.

A partir del próximo lunes, cuando los alumnos vuelvan progresivamente de las vacaciones de invierno en algunas regiones de Francia, ya no tendrán que llevar mascarillas en los recreos y en otros espacios exteriores.

A partir del 28 de febrero, se podrá prescindir de las mascarillas en los espacios cerrados en los que es imperativo presentar el certificado de vacunación, como los cines, las salas de espectáculos, los museos, los bares o los restaurantes. Seguirán siendo necesarias en el transporte público, en cualquier caso.

De acuerdo con el ministro de Sanidad, una quincena de días después se podría suprimir esa obligación para interiores en los que no se requiere el certificado de vacunación, como las oficinas y otros centros de trabajo y las aulas. Algo de lo que quedarían excluidos espacios con más riesgo de contagio como las discotecas, y eso hasta finales de marzo o comienzos de abril.

Véran igualmente consideró posible prescindir progresivamente del certificado de vacunación contra el Covid-19

El número de enfermos de coronavirus en los hospitales franceses lleva desde comienzos de febrero a la baja, pero hasta el martes se mantenía por encima del listón de los 31 mil (en concreto 31 mil 91) y también han disminuido muy significativamente los nuevos contagios: 119 mil 702 diarios de media en la última semana, frente a los 211 mil 716 hace una semana.

 

Con información de: lopezdoriga.com