¿Quo vadis, Maki?

0
130
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Diego López Bernal.-

Se agotaron las opciones. La exalcaldesa de Reynosa ya no tiene oportunidad de ser la candidata a la gubernatura por Morena; Movimiento Ciudadano también le cerró las puertas hace tiempo y tampoco quedan espacios en partido alguno, pues todos están amarrados en las coaliciones. Entonces, ¿a dónde, MAKI, a dónde… quo vadis?

La pregunta reviste mucho interés pues aunque en Morena alguien haya dicho que ORTIZ DOMÍNGUEZ solamente representa dos votos (el de ella y el de su hijo), la verdad es que la dama tiene peso específico y son un montonal de electores que representa el movimiento en la ciudad con más población de Tamaulipas.

Y antes de que nos interrumpa nuestro clásico espectador hay que informar que el Tribunal Electoral de la Federación desechó la impugnación de la reynosense a la resolución de los magistrados estatales. Ella había acudido al también conocido como Trieltam para seguir con vida en la lucha por la candidatura a gobernador de Morena.

Después de este corte informativo salta la duda ahora cuál será el movimiento de MAKI. Puede unirse a CÉSAR VERÁSTEGUI sin necesidad de buscar una reconciliación con el PAN, partido del que fue expulsada tras correr a los brazos de Morena para que su hijo fuera el candidato a la alcaldía fronteriza, lo que finalmente obtuvieron. ¿Lo recuerdan?

CARLOS PEÑA ORTIZ ganó elección municipal de junio pasado. Los 95 mil 31 votos obtenidos por el hijo de MAKI no son para despreciar en lo absoluto, partiendo de la base, claro, de que aún conserva este piso de respaldo popular el clan de la multicitada exalcaldesa y ahora (literal) exaspirante de Morena. A ver… para darnos una idea.

El PRI ha estado hablando de aportar unos 133 mil votos a la causa de “EL TRUKO”. El dirigente estatal, EDGAR MELHEM, asegura que eso es lo mínimo que deberán abonar a la cuenta aliancista, partiendo de la base de la votación obtenida en el ya referido proceso electoral del año pasado.

Entonces estamos hablando que el clan de MAKI puede ofrecer tan solo en Reynosa casi lo mismo que el PRI en toda la entidad. Obvio, los 37 mil 361 votos sí son una diferencia alta, pero se trata de un solo municipio, por lo que el peso electoral de los reynosenses está para tentar a cualquiera. (Paréntesis para recordarle a MELHEM que la votación total estatal del PRI fue de 132 mil 390 en las diputaciones y más baja en la de ayuntamientos, con 127 mil 958).

Entonces la gran pregunta es: ¿Quo vadis, MAKI? Aquí lo que seguramente procede es que habrá de negociar con Morena (no creemos que directamente con AMÉRICO) o con “EL TRUKO” VERÁSTEGUI, porque la verdad con ARTURO DIEZ se ve complicadísimo que los chorro mil votos con los que negociará salve la elección y haga dar la campanada al Movimiento Ciudadano. Esperemos a ver qué dice la exsenadora.

GATTÁS Y ‘LA PIPA DE LA PAZ’

Momentos después de escribir para la columna de ayer la sugerencia a LALO GATTÁS y a las autoridades estatales de serenarse y sentarse a dialogar, el Alcalde de Victoria lanzó un llamado a “fumar la pipa de la paz” con el Gobierno del Estado. La respuesta de GERARDO PEÑA fue que era bienvenido, pero que un encuentro de esta naturaleza nada tendría que ver con la labor de la Secretaría de Finanzas para indagar lo de la casona en la playa y el camionetón. Seguiremos en lo mismo, no lo dude.