Le va al Atlas, pero finge irle a Rayados ¡para que vecinos lo inviten a carne asada!

Vestido con la playera de otro equipo, el joven salió a saludar a los vecinos para ver si lo invitaban a convivir y por su fortuna eso pasó

0
630
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Un usuario de TikTok mostró que hay ocasiones en las que el fin justifica los medios. Aunque actualmente el futbol mexicano se encuentra manchado por los actos vandálicos que se vivieron en el partido de Atlas contra Querétaro en el estadio Corregidora, otros aficionados demuestran que se puede convivir sanamente entre seguidores de equipos contrarios.

El usuario @arturogonzalezl compartió una divertida anécdota en su cuenta de TikTok. Al principio de su video se le puede ver vestido con la camisa del Atlas y menciona que los vecinos se encuentran viendo el partido de Rayados mientras preparan una carne asada.

“Yo no sé qué le echaron a la carne, pero huele riquísima y se me antojo un pedacito. Se están preparando para ver el partido de los Rayados de Monterrey. Evidentemente yo no le voy a Rayados de Monterrey, pero se me ocurrió una idea. Me acordé que hace tiempo compre esta playera, afición rojinegra discúlpenme pero les prometo que es por una buena causa” explicó en su video y después apareció con la camisa de Rayados puesta.

Vestido con la playera de otro equipo, Arturo salió a saludar a los vecinos para ver si lo invitaban a convivir y por su fortuna eso pasó. Segundos después se le ve conviviendo y comiendo con los aficionados de Rayados.

El video se llenó de comentarios positivos por el divertido momento, pero algunos se preguntaban qué pasaría si los vecinos se enterarán de la mentira. Minutos más tarde, el creador del video decidió revelar la verdad ya que asegura que se estaban portando muy bien con él y no podía mentirles más.

“La neta se portaron bien chingones y tengo que decirlo. Yo le voy al Atlas pero la carne olía bien rico” reveló. La reacción de sus vecinos fue tomada con gracia y entre risas bromeaban de la situación.

Con información de: milenio.com