Brillan en Mazatlán

0
29
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Rubén Jasso.-

Una brillante participación fue la que tuvieron los hermanos victorenses Eduardo y Carlos Sagástegui Becerra durante el selectivo internacional de judo denominado “Profr. Tomoyoshi Yamaguchi”, que se celebró de viernes a domingo en Mazatlán, Sinaloa, subiendo los dos al podio en sus respectivas categorías.

En el caso de “Lalito” Sagástegui, como lo conocen a nivel nacional, conquistó el oro en la categoría Sub-18 en la división de -60 kilogramos (Cadetes), venciendo a rivales de Nayarit, Guanajuato y Puebla, mientras que en la gran final se enfrentó y venció a un “viejo conocido”, pues ya se habían enfrentado en muchas ocasiones, volviendo a salir airoso el victorense para mantener su etiqueta de invicto.

Además, “Lalito” participó también en la categoría Sub-21 y Mayores a manera de preparación y fogueo y en la categoría Junior (Sub-21), en donde obtuvo la medalla de bronce venciendo a exponentes de Chihuahua y Veracruz.

En la semifinal fue superado por el representante de Yucatán y logró quedarse con el tercer puesto venciendo a un rival de Nuevo León.

Mientras tanto, en la categoría de Mayores, logró vencer al representante de la Ciudad de México y en Cuartos de Final realizó uno se los combates más emocionantes de su preparación, logrando marcar un “wazari” al actual campeón originario de Jalisco y ya en repechaje cayó contra el judoca de Chiapas obteniendo así un gran fogueo.

Cabe destacar que “Lalito” Sagástegui tiene en puerta el Mundial de la especialidad a celebrarse en Sarajevo, Bosnia, de ahí que se enfocará en esa competencia y continuará con su preparación en busca de llegar en las mejores condiciones posibles para buscar su sueño de escuchar el himno nacional mexicano en tierras europeas.

CARLOS TAMBIÉN DESTACÓ

Por su parte, Carlos, el hermano mayor de “Lalito”, también tuvo una destacada participación en el mismo evento, aunque en su caso representa al estado de Nuevo León, logrando una medalla de plata.

En su primer combate, el victorense superó al representante de Puebla marcándole un ippon y en su segundo compromiso logró vencer al judoca de Querétaro, para después sostener un duro encuentro en la semifinal contra un atleta tamaulipeco, a quien venció con una inmovilización para pelear la gran final con un compañero de Nuevo León, con el que se quedó en la raya tras ser vencido por un wazari y una inmovilización.

De esta manera se quedó con la plata, siendo la segunda medalla que obtiene para Nuevo León, donde se siguen abriendo puertas y ahora se enfocará en su preparación para el compromiso que tiene en la Universiada vistiendo los colores de los Tigres de la UANL.

En este mismo evento, celebrado en Mazatlán, a Carlos y a otros jóvenes se les hizo entrega de su certificado de grado.

Además, se vivió un momento muy emotivo, ya que a un joven judoca al que se le haría su entrega de grado, falleció recientemente, por lo que hizo acto de presencia su padre para recibir la mencionada distinción.