Gattás y Américo, hermanados por el agua

0
154
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Fernando Acuña Piñeiro.-

La historia política de Tamaulipas y su Capital del estado tienen memoria: fue el lunes seis de septiembre de 2021, durante la presentación de su tercer informe de labores legislativas en Ciudad Victoria, cuando arropado por los actores políticos del morenismo nacional y tamaulipeco, en lo que ya se vislumbraba como la antesala de un inminente destape por la gubernatura, el senador Américo Villarreal Anaya incluyó en su discurso una alusión espontánea e inusual hacia el alcalde victorense, Eduardo Gattás Báez, quien lo escuchaba entre los invitados.

Ese día después de destacar la presentación de más de 30 iniciativas entre ellas reformas contra la corrupción y en materia de hidrocarburos, el doctor Villarreal Anaya dirigió su mirada hacia el lugar donde estaba el alcalde Gattás y palabras más o menos le dijo: “Eduardo Gattás, tienes un gran reto por delante para que Ciudad Victoria vuelva a ser la ciudad limpia y amable, para ello cuenta con mi apoyo”.

A partir de ese momento, ambos personajes del morenismo sellaron un pacto no solo partidista, sino una hermandad social por devolverle a nuestra ciudad capital su antiguo señorío. Y, ante todo, para beneficiarla con la kilométrica instalación de una segunda línea que abastezca de agua a nuestra población, después de que la primera obra de este tipo ya cumplió con su cometido de traer el agua para Victoria durante treinta años.

Generalmente los padres les heredan a los hijos bienes patrimoniales. Pero en el caso del ingeniero civil Américo Villarreal Guerra, quien gobernó a Tamaulipas de 1987 a 1992, lo que le está legando a su primogénito Américo es un sexenio de vocación y compromiso ciudadano, mediante la aplicación de políticas públicas al servicio del pueblo trabajador. Todo se resume en la frase voluntad y trabajo.

En Victoria, esta estafeta de hombres de bien, preocupados por Tamaulipas y por su gente, encuentra su ejemplo más claro y más evidente en lo que será la segunda línea del acueducto.

Los victorenses lo saben, y por ello ya decidieron su voto a favor del abanderado de Morena, el doctor Américo Villarreal Anaya.

Este tres de abril de 2022, siete meses después de aquel memorable pasaje en el Instituto de Ciencias y Estudios Superiores de Tamaulipas, el ya candidato a la gubernatura Américo Villarreal Anaya y el alcalde Eduardo Gattás vuelven a encontrarse en una cita con la historia y con los anhelos sociales de victorenses y tamaulipecos.

En esta ocasión ante miles de militantes y simpatizantes el doctor Villarreal Anaya habló ya claro y directo en torno a construir una segunda línea del acueducto para Victoria. Y en su turno de hablar, el alcalde Gattás anunció que Américo va a ayudar para que Victoria haga posible un segundo sueño social y de bienestar para todos: la segunda parte de un gigantesco ducto que nos abastecerá de agua.

Han pasado tres décadas desde que el gobernador Américo Villarreal Guerra hizo posible la obra hidráulica más importante en el centro de Tamaulipas. Su hijo Américo será el próximo gobernador. Y dará continuidad a este esfuerzo en beneficio de Victoria.

AVA y Gattás están hermanados en el proyecto cumbre por saciar la sed de los victorenses.

¡Tan claro como el agua!