julio 13, 2024
Publicidad
abril 9, 2022 | 125 vistas

Juan Hernández / El Sol de Tampico.

Ciudad Madero, Tam.-  Para evitar que adultos mayores, así como menores se extravíen en playa Miramar, las autoridades colocarán pulseras de colores, además de delimitar las áreas con diferentes tonalidades.

La titular de la dirección de Turismo, Lorena Yolanda González López, indicó que para estos días de mayor afluencia a este destino turístico, se implementarán programas para evitar el extravío de menores y adultos mayores, con los tumultos que podrían registrarse en la zona de bañistas.

Dijo que se colocarán pulseras de colores y con el nombre del padre o tutor, de algún familiar y el número telefónico, para que sea más fácil regresarlos con sus familiares en caso de que estas personas se llegaran a desorientar, evitando con esto un mal rato para los visitantes.

«Frente a playa tenemos los módulos de atención turística y ellos están para colocar unas pulseras a niños y adultos mayores que lleguen a esas zonas, cada zona se distingue con un color en particular de tal forma, sí vemos a un niño con pulsera verde en la zona de pulseras rosas, es un menor que se salió de su área y hay que regresarlos con sus papás», aseveró.

Mencionó que en los módulos instalados en esta parte de la playa, habrá personal del Sistema DIF y estarán en coordinación con otras direcciones del municipio para atender algunas de estas situaciones que pudieran registrarse.

Explicó que los salvavidas llegan a ser las primeras personas en atender a los menores que se pierden y después de efectuar el trámite se busca de inmediato a los padres del niño o niña.

«Se brinda atención por si hay algún extravío de niños o persona mayor, la atención siempre del personal guardavidas que acaba de recibir un reconocimiento muy importante», citó.

González López, dijo que con base de experiencias en años anteriores, los menores de todas las edades se han llegado a desorientar ante tanta gente y se pierden en otras áreas de playa Miramar, por lo que exhortó a los visitantes que cuiden a los menores al igual que a los adultos mayores.

«Los niños desde que empiezan a caminar, comienzan a andar y hay que localizarlo, el niño más pequeño en años anteriores fue de 3 ó 4 años», indicó.

Comentarios