Fallecen dos niños y maestra por tiroteo en un kínder de Rusia

Un hombre de 68 años abrió fuego con una escopeta en un jardín infantil de la región de Ulianovsk, en el centro de Rusia

0
37
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

El día de hoy, un hombre de 68 años abrió fuego con una escopeta en un jardín infantil de la región de Ulianovsk, en el centro de Rusia, ubicado a unos 900 kilómetros de Moscú, y mató a tres personas, los cuales fueron dos niños y una maestra, antes de suicidarse, según las autoridades regionales y la agencia Interfax.

Alexéi Russkij, gobernador de la región, quien se encontraba en viaje de trabajo en Uzbekistán, anunció su próximo regreso en el primer avión disponible, y ordenó a las dependencias regionales del Ministerio de Sanidad y Educación tomar las riendas de la situación.

“Según informaciones preliminares, hubo disparos en un jardín infantil. Dos niños murieron, una maestra y el agresor también”, afirmó Dmitri Kamal, portavoz de la región de Ulianovsk.

Indicó que se desconoce la edad de los niños, pero que son probablemente de “entre tres y seis años”, y dijo que los investigadores se encuentran en el lugar. Según las agencias de prensa rusas, que citan a las fuerzas del orden, “la causa de los disparos podría ser un conflicto familiar”.

Serguéi Morozov, diputado y ex gobernador de la región, indicó a la agencia de prensa Ria Novosti que una joven maestra y dos niños nacidos en 2016 y 2018 murieron. La cadena Telegram Baza, conocida por sus relaciones con las fuerzas de seguridad, indicó que el hombre entró a la escuela durante la hora de la siesta, armado con un fusil de caza.

En los últimos años los tiroteos mortales, especialmente en escuelas, aumentaron en Rusia. El presidente Vladimir Putin se ha alarmado por esa situación, viendo en ello un fenómeno importado de los Estados Unidos y un efecto perverso de la globalización, lo que llevó a endurecer la legislación sobre portación de armas.

Un estudiante de 18 años disparó en septiembre del 2021 con un fusil de caza en la universidad de Perm, en los Urales, causando seis muertos y unos 30 heridos. En mayo de 2021, un joven de 19 años disparó contra su antigua escuela, matando a siete alumnos.

En octubre de 2018 ocurrió el tiroteo más sangriento, cuando un estudiante mató a 19 personas antes de suicidarse en un liceo de Kerch, en la anexada península de Crimea.

 

Con información de: milenio.com