¿Tamaulipas irá por el camino sin retorno?

0
86
Ma. Teresa Medina Marroquín.
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Ma. Teresa Medina Marroquín.-

“Vivimos en tiempos oscuros, donde las peores personas han perdido el miedo y las mejores han perdido la esperanza”. Hannah Arendt

Falta menos de un mes para que Tamaulipas elija a su Gobernador, lo que no tendría nada fuera de la normalidad política si, como advierte la Fecanaco, en cualquier momento podría suscitarse “un estallido de violencia entre ganadores y perdedores del próximo proceso electoral” (sic).

¿Qué sabe y qué ha visto este respetable sector que asocia a más de 16 mil empresas en la entidad, como para dar esa voz de alerta?

¿Quiénes son los violentos detectados por el radar de esta organización, resueltos a desatar un ambiente verdaderamente peligroso y capaz de alterar la voluntad democrática del pueblo?

Se dice que hay gritos de auxilio que no se escuchan, como sobran llamadas de emergencia que resultan falsas. Eso no quiere decir que la cúpula de la Fecanaco no diga la verdad, pues finalmente son un numeroso grupo de empresas y comercios comprometidos con la ciudadanía.

Es decir, lo que les afecta a estos empresarios, también le afecta a la gente; y un enorme conflicto entre los candidatos Arturo Diez Gutiérrez, el “Truko” Verástegui y Américo Villarreal podría ser una clara advertencia de que Tamaulipas volvería a transitar por un camino sin retorno.

Considerando, además, que por la ausencia de una conciencia civilizada en diversos estratos de la población, los escenarios aciagos ocurridos el 28 de junio de 2010 se pudieran repetir.

Y otra vez, a comenzar de nuevo, por culpa de un montón de sujetos cabezas duras que al contrario de lo que propone la Fecanaco, de “suscribir un acuerdo para garantizar la paz postelectoral y privilegiar la paz social”, serían capaces de desatar una guerra política que -bien se sabe- a nadie le conviene.

GATTÁS, EL TRUKO, DIEZ Y AMÉRICO

La urgencia de los empresarios a evitar en Tamaulipas “un estallido de violencia”, tienen que ser considerada por los candidatos y los partidos políticos que los apoyan en sus proyectos de gobierno.

No es posible que a las destacadas declaraciones públicas de mejorar la calidad de vida de los tamaulipecos, les sigan una constante de acusaciones que enrarecen el ambiente político-electoral, ¿evidenciándose que todo lo anterior dicho en los mítines ni siquiera llegó a una buena pirotecnia verbal de la llamada “efectista”?

Más que urgente es indispensable que se sepa que la relación entre competidores políticos, como en este caso, debe cambiar de inmediato, pues la violencia nos hace retroceder muchos años en medio de una hostilidad que a la hora de las tragedias traumatiza a toda una generación.

Si, por ejemplo, alguien se está ocupando de acusar al alcalde de Victoria, Eduardo Gattás, de haber cometido un delito que aún no se sabe el motivo formal de la investigación, es apremiante darle vuelta a la página y desechar la ruta destructiva que nos lleva al abismo.

Una ruta que no nos lleva a garantizar ningún futuro bueno, como los futuros luminosos que justamente se han esforzado en proyectar los tres candidatos, “El Truko”, Arturo y Américo.

Un futuro de solidaridad donde a los más vulnerables se les dará una pensión de acuerdo con el ex Secretario General de Gobierno, o se resolverá el problema del agua según el Senador con licencia.

¿Es muy difícil fomentar el amor por Tamaulipas y que dos de los candidatos reconozcan que el tercer adversario es mejor que ellos?

EL COSTO DE SALTAR FUERA DE LA CAJA

Desgraciadamente, se dice que las limitaciones políticas y democráticas obligan a ciertas personas a dirimir fuera de la caja de la democracia y del Estado de derecho, precisamente esa escasez de solidaridad patriótica, convirtiéndose esta decisión en el fin de sus carreras políticas y en la polarización de la democracia que, mientras tanto, lleva una terrible carga de pólvora, advertida por una prestigiada organización de la iniciativa privada, que de seguro sabe lo que está hablando.

¡Excelente inicio de semana!

[email protected]

@columnaorbe

columnaorbe.wordpress.com