La guerra limpia

0
134
Mauricio Zapata.
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

De la guerra sucia en las campañas se ha escrito y hablado mucho… muchísimo. Todos los días demasiadas plumas y voces.

Hablemos de la guerra limpia.

En este caso me referiré a los spots de los candidatos. Esos anuncios que vemos en la televisión y, ahora, en las redes sociales.

Hay unos buenos y otros malos.

Hay unos excelentes y otros que caen en lo común.

Vayamos de uno por uno, o sea, de candidato por candidato.

‘El Truko’: Hay que reconocer que los productores han tenido creatividad para sacar, la mayoría, con buena producción e imaginación que se salen de lo común. Un ejemplo es el de la carrera de carros. Pero me llamó mucho la atención el último; ese donde piden jalar para el mismo lado. Son varias personas que están en el juego de la cuerda. En 30 segundos dan a conocer que no se dejen intimidar y que habrá programas que apoyarán a diversos sectores. Terminan con una toma en donde arrastran al rival, que todo indica que es Américo. Es bueno, original y con mensaje claro.

‘El Doctor’: Los comerciales que le han hecho al candidato de Morena, si bien están bien producidos, no se salen de lo convencional, es decir, ponen al producto a dar un mensaje. Es cierto, la premisa en un comercial es mostrar precisamente al producto que quieren vender. Sin embargo, usaron locaciones que vemos en cada campaña política. Me parece que les faltó mucho ingenio a los realizadores y no son spots que en realidad impacten.

‘Arturo Díez’: No sale de su mensaje de ‘Mataulipas’, no obstante, cada día muestran un discurso diferente. Tienen una excelente producción, además de que dan a conocer a una persona activa que, efectivamente, recorre las distintas zonas de Tamaulipas de manera acelerada. Son originales aunque el mensaje es negativo. Quiero decir que en vez de decir vota por mí, dicen no voten por los otros dos. Me parece que ahí es donde les falló en la idea. Pero hay que reconocer que son buenos y sí llaman la atención del elector.

Un spot -desde luego- no define al ganador de una contienda electoral. No es factor primordial para ese objetivo, pero de alguna manera dan a conocer a ese producto que pretenden vender.

Un spot televisivo no hace la diferencia en las urnas, pero sí nos da muestra de lo que realmente quieren dar a conocer los candidatos.

Esa es, pues, la guerra limpia que se da en las campañas políticas. Lo demás, es una guerra que en muchas ocasiones sí da resultados.

EN CINCO PALABRAS.- Quedan pocos días para decidir.

PUNTO FINAL.- “Qué lástima que el silencio, a veces, no lo quieren escuchar”: Cirilo Stofenmacher.

Twitter: @Mauri_Zapata