¿Y entonces Maki, qué?

0
217
Mauricio Zapata.
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

La ex alcaldesa de Reynosa vuelve a ser nota.

Ahora porque, finalmente, le levantó la mano a uno de los candidatos y le ofreció todo su apoyo y estructura.

Pero, ese mismo candidato que hoy lo presume como parte de su batalla rumbo al cinco de junio, hace unas semanas la desdeñó y dijo que ella solo era un voto (más el de su hijo).

En ese entonces, la opinión pública a favor del abanderado de la 4T la criticó, la cuestionó y repitió lo de los dos votos.

Por su parte, quienes forman la otra opinión pública, es decir, la que está a favor del adversario, la defendió y la arropó diciendo que no eran dos votos, sino toda una estructura y todo un municipio, el más importante de todos.

Ahora se revierten las cosas.

En este texto no es que se critique a los candidatos ni a la propia ex alcaldesa, sino a la opinión que merecieron los seguidores de unos y otros.

No hay congruencia, pues.

No sé qué tanto le pueda significar a favor la adhesión de Maki a uno de los equipos contendientes.

Tampoco sé qué le pueda significar en contra al otro aspirante a la gubernatura de Tamaulipas.

Lo que sí es un hecho es que quien se deshizo en críticas contra ella, ahora la adora y pondera su postura actual.

Y también es un hecho que los contrarios, aquellos que se deshicieron en señalar el valor político de Ortiz Domínguez, ahora se desdicen y la señalan de todo.

¿Entonces es o no traidora?

¿Es o no una valiente?

¿Es o no una persona sin valía?

¿Es o no una apuesta grande a las campañas políticas?

Me parece que ya en esta casi recta final del proceso de campañas las adhesiones políticas valen, sin embargo, no serán definitorias en los resultados.

Es decir, Maki, si bien fue la más peleada por todos, incluso hasta por MC, sigue siendo objeto de pláticas, de análisis y reflexiones.

Todo indica que aún veremos más en las dos semanas que quedan de campañas, pero todo, todo se verá el cinco de junio. Y faltan 18 días para eso.

EN CINCO PALABRAS.- Todavía nada para nadie. Punto.

PUNTO FINAL.- “Hay veces que ya no se sabe si es dolor, miedo o enojo”: Cirilo Stofenmacher.

Twitter: @Mauri_Zapata