Industria automotriz, la más golpeada por el desempleo

0
27
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Alfredo Guevara.-

Cd. Victoria, Tam.-
La discontinuidad en la producción de semiconductores, también conocidos como microchips, ocasionó el desempleo de por lo menos mil 600 personas en la industria automotriz en el último periodo en municipios de la zona norte de Tamaulipas, confirmó William Knigth Corripio.

El Subsecretario de Empleo y Previsión Social, en la Secretaría del Trabajo, señaló que los municipios en los que se perdieron esas fuentes de empleo son Reynosa, con alrededor de mil, y el resto en Matamoros, derivado de la crisis mundial, sumado a las secuelas del covid-19 y ahora con la guerra entre Rusia y Ucrania.

En su reporte mensual a quienes representan los medios de comunicación, confirmó que a Tamaulipas le llegó el efecto de ese conflicto bélico, teniendo un impacto directo en la industria automotriz, sobre todo en Reynosa y Matamoros, donde se pierde ese empleo.

“La industria automotriz está muy posicionada en la zona norte, en esos municipios donde en el periodo marzo abril se perdieron esas fuentes de trabajo al haberse descontinuado la elaboración de los semiconductores que van colocados precisamente en los vehículos de diferente marca y modelo”, aseveró.

No descartó que mayo también pudiera tener un impacto similar, al registrado entre marzo y abril, toda vez que si bien el efecto es mundial, puede causar estragos en la industria automotriz.

Ante la pérdida de las fuentes laborales en ese sector, comentó que la Secretaría del Trabajo a través del Servicio Nacional del Empleo (SNE) buscó la manera de hacer una vinculación rápida y directa con las maquiladoras de esos dos municipios.

Y es que hay empresas que están solicitando la elaboración de productos de belleza, electrodomésticos y aparatos auditivos, con lo que se buscaría nivelar o compensar de alguna forma la pérdida de empleo registrada en la industria automotriz de Reynosa y Matamoros.

Knigth Corripio supo reconocer que es la primera ocasión en la que se registra una pérdida tan importante de empleo en el norte de Tamaulipas, con poco más de dos mil 600 trabajadores del sector automotriz, que desafortunadamente quedaron desempleados.