Alertan por venta de cigarros electrónicos

0
61
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

José del Carmen Perales Rodríguez.-

Cd. Victoria, Tam.-
Mientras en Tamaulipas surgió el primer caso de presunta venta de cigarros electrónicos (vapeadores) en una escuela secundaria de Tampico, a nivel nacional se declaró alerta sanitaria máxima por los riesgos a la salud que representan los productos, en todas sus modalidades.

El anuncio fue hecho por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), en colaboración con la Secretaría de Gobernación (Segob), al mismo tiempo que se anunció el diseño de una estrategia para el control sanitario a estos productos.

Entre las acciones también se encuentra el rastreo de este tipo de productos y los establecimientos que los venden, lo mismo que promover la vigilancia y los reportes ciudadanos sobre máquinas expendedoras y puntos de venta que los comercialicen.

Ambas dependencias declararon el tema como prioritario, tras reiterar la advertencia sobre los posibles graves daños a la salud ocasionados por estos dispositivos, que utilizan una sustancia que se asoció en Estados Unidos con varias decenas de muertes.

La Cofepris detalló que la inhalación de un excipiente frecuentemente encontrado en dispositivos de vapeo, denominado acetato de vitamina E, “constituye un riesgo alto para la salud al tratarse de una sustancia tóxica que puede ocasionar enfermedades respiratorias agudas e incluso la muerte”.

Asimismo, precisa que los cigarros electrónicos (E-cig o vaporizadores), así como los productos de tabaco calentado, son promovidos como una alternativa para dejar de fumar; sin embargo, su eficacia no ha sido comprobada.

En cambio –añade la Cofepris– sus derivados de compuestos carcinógenos, sustancias tóxicas y emisiones en forma de aerosol representan un grave riesgo para quienes los consumen.

La dependencia refirió que un estudio oficial en Estados Unidos mostró la presencia de acetato de vitamina E en más de 35 muestras de personas fallecidas que consumían dispositivos de vapeo, como cigarros electrónicos.

Finalmente, la Cofepris precisa que ningún vapeador o calentador de tabaco cuenta con autorización sanitaria ni reconocimiento por parte de la Secretaría de Salud como productos de riesgo reducido o alternativo.