Llaman a alcaldes a prevenir riesgos

0
23
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Alfredo Guevara.-

Cd. Victoria, Tam.-
El trabajo de prevención para lo que comprende la temporada de huracanes, de junio a noviembre de este año, corresponderá en una primera instancia a los ayuntamientos, consideró Pedro Granados Ramírez.

El Coordinador de Protección Civil dijo que aun cuando se les envía a los 43 ayuntamientos una serie de recomendaciones para no poner en riesgo a la población en caso de lluvias atípicas, tormentas tropicales, huracanes o ciclones, corresponde a esas instancias atenderlas o no.

Previo a la instalación del Consejo Estatal de Protección Civil, misma que presidió el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, citó que se trata de recomendaciones de aspectos que tienen que tomar en cuenta, como disponer de refugios temporales, equipos y limpieza de drenes o canales.

Y es que, aun cuando en la temporada activa de huracanes el pronóstico para el Atlántico, Mar Caribe y Golfo de México es de 19 fenómenos naturales, por lo menos el diez por ciento de ellos pueden tener un impacto en Tamaulipas.

Recordó que en cuestiones del clima nada es predecible y citó como ejemplo lo que sucedió en Oaxaca con el huracán “Agatha”, que registró una trayectoria extraña, al estar en el Pacífico y cruzar por el istmo de Tehuantepec.

Por ello, consideró importante que la autoridad municipal cuente, entre otras cosas, con la instalación de Consejo de Protección Civil, el Directorio de Funcionarios Públicos, trabajar con el corte de árboles y ramas que pueden caer y suspender la energía eléctrica durante la presencia de un fenómeno natural.

“Insistir en disponer de un plan básico en materia de Protección Civil familiar, no tirar basura, evitar cruzar en lugares complicados donde se acumula el agua, talar los árboles o ramas en casa, entre otras medidas encaminadas a la prevención”, señaló.

Estableció que de acuerdo a la Comisión Nacional del Agua, la temporada de huracanes es activa, de tal manera que en cualquier momento puede darse la formación de un fenómeno natural, que conforme avance puede incrementar su grado de peligrosidad.