Regularización de ‘chocolates’ deja insatisfechos a propietarios

0
133
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Alfredo Guevara.-

Cd. Victoria, Tam.-
El proceso de regularización de vehículos de procedencia extranjera no ha dejado contentos a todos los propietarios, toda vez que muchas unidades han sido rechazadas por diversos motivos.

Algunos tienen reporte de robo en el extranjero, otros traen la leyenda de “destrucción total”, el número de título inicia con letra, y otros más, aunque fueron comprados en Estados Unidos, fueron armados en otros países y, por lo tanto, no pasan, confirmó Jesús Manuel Zúñiga Maldonado.

El coordinador de la Organización Nacional de Protección al Patrimonio Familiar (Onappafa) citó que tan solo las unidades que tienen reporte de robo, el Registro Público Vehicular (Repuve) las rechaza desde un principio.

“A todas esas personas que desafortunadamente compraron una unidad con reporte de robo, se les orienta aquí en la Organización, para que vaya y platique con la persona que se lo vendió a efecto de que lleguen a un convenio en el que le regresen lo que pagó por la unidad”, explicó.

En el caso de los vehículos cuyo título inicia con letra, refirió que basado en el acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá no son susceptibles de regularización, de acuerdo a las reglas de operación establecidas en el decreto.

Admitió que personas que adquirieron un vehículo de ese tipo han mostrado su desacuerdo por no ser susceptibles las unidades de regularización, ya que en algunas ocasiones ingresaron al país con fecha posterior a la que establece el decreto gubernamental.

De los títulos que traen la leyenda de “destrucción total”, Zúñiga Maldonado admitió que tampoco son susceptibles de regularización y, por consecuencia, no entran a este proceso.

Lo anterior ha generado molestia e inconformidad de los propietarios de las unidades, toda vez que los vehículos se encuentran circulando.

Admitió que habrá otros que no entrarán al proceso de regularización, dado que los propietarios no cuentan con recursos para pagar los derechos federales y lo que comprende la adquisición de las placas.

“Muchos se podrán regularizar, pero otros por múltiples causas quedarán fuera de este proceso”, refirió.