Falso… y verdadero

0
270
Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

José Inés Figueroa Vitela.-

Antes, les platiqué sobre “la postverdad”, o el uso de las noticias falsas con fines políticos, precisamente explicado en un estudio desarrollado en la Universidad Autónoma de Barcelona, por la maestra PRISCILA MUÑOZ SANHUEZA.

De las elecciones presidenciales de Estados Unidos y el referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea en el 2016 –Brexit-, motivo de aquella investigación, a la asunción de MORENA a la Presidencia de la República y hasta la elección de gobernador de Tamaulipas, entre otros cinco estados, el análisis de la manipulación mediática ahora corre a cargo de Tlatelolco Lab.

El doctor ELOY CALOCA LAFONT, profesor de filosofía, metodología y pensamiento político e investigador en la UNAM y MARTÍN ZUMAYA, doctor en ciencias físicas, experto en el estudio de la estructura y dinámica de redes complejas, recién dieron cuenta del estudio de marras.

“Sin aportar pruebas, opinadores, periodistas y políticos de oposición participaron en una estrategia digital de manipulación de tráfico, para posicionar la narrativa de que el gobierno de López Obrador y el partido Morena cooperan con el narcotráfico”, resume la exposición.

El trabajo de Tlatelolco Lab -adscrito al Programa Universitario de Estudios sobre Democracia, Justicia y Sociedad de la UNAM-, identifica el uso de bots –con todos sus pseudónimos, orígenes y destinos-, de medios de comunicación y comunicadores propios o contratados para el efecto.

Manipularon el tráfico en Internet para posicionar narconarrativas, y de que había pactos entre Morena, el Gobierno federal, y los grupos criminales; amplificaron los hashtags durante la primera semana de junio por medio de retuits, citas o respuestas.

Tuitearon o retuitearon cientos de veces en intervalos de 12 a 60 segundos, de manera simultánea, en diferentes grupos la narconarrativa en el marco de la reciente jornada electoral.

Los textos, en resumen, están cargados de falacias, exageraciones, sospechosismo, y de falta de pruebas, pero no funcionó. No logró que la ciudadanía comprara del todo estas narrativas, concluye la investigación universitaria.

No obstante, advierte: quien tiene dinero suficiente para patrocinar o difundir contenidos es quien puede ganar más visibilidad, y entonces generar unas competencias sumamente recargadas de guerra sucia y desinformación.

En la investigación, con interesantes gráficas y listas de involucrados, por cierto, no se menciona al columnista chilango que ayer seguía en la misma retórica estúpida de “las fuentes de las agencias norteamericanas” y “los infidentes personales”, sembradas por los autores de aquellas falacias.

Ya se imaginará usted por qué.

Lo que es totalmente verdadero, es la detención, el pasado fin de semana, por fuerzas federales, de IRIS SELENE “N” y su marido, BARGO ERON “N”, ambos irregulares “proveedores” del Estado y ella, además, funcionaria del DIF estatal.

Es otra punta de los tantos icebergs de corrupción incrustados dentro del Gobierno estatal panista que ya se va, en fracciones, muchos, camino de la cita con la justicia.

En el caso del matrimonio presentado ante un Juez de Control federal, facturaron de computadoras e insumos de oficina, decenas de millones de pesos al Gobierno del Estado, a las Universidades de Seguridad y Justicia, Politécnicas, Tecnológicas, Autónoma, al Municipio de Victoria, al Poder Judicial, la Fiscalía, Congreso, Secretaria de Salud, el ITCA, IMT, COBAT, Comisión de Parques.

No estoy seguro si eran los dueños del equipo de cómputo, fotocopiado y otras tecnologías, que las últimas semanas se ha estado sacando de las dependencias gubernamentales, para depositarlo en bodegas privadas, con el cuento de que eran “rentados”, aunque desde los primeros pagos, al inicio del sexenio, se cubrió su costo de mercado con creces.

Si no es así, por ahí hay otro filón para le investigación y consignaciones de temporada.

Habrá quien diga que la compra y/o renta de equipo tecnológico e insumos para el mismo sea algo insignificante, en el mar de latrocinios cometidos a lo largo del sexenio que ya se va.

Igual se dijo cuando salió lo de la venta del departamento en Santa Fe, por el que se desaforó y libró orden de aprehensión contra el gobernador FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA, hablando de los tantos otros delitos que se le achacan.

En efecto, el tema de las computadoras tiene tantas ramificaciones como el departamento malhabido y malvendido y todos los caminos, siguen conduciendo al entorno de la familia “gobernante”.

Al final del día, puede ser el principio de las respuestas que tanto han demandado los tamaulipecos, agobiados por el clima de impunidad desbordada y los excesos manifiestos, permanentes, siempre en perjuicio de la colectividad e individuos inocentes.

En Victoria Capital fue muy celebrada la reaparición en público del alcalde local, EDUARDO “Lalo” GATTÁS, quien debió tomar todas las previsiones frente al acoso de los gendarmes del Fiscal Michoacanazo, mandados por el patrón de este.

El munícipe despachó en la Presidencia Municipal y realizó un recorrido por diferentes frentes que su administración despliega, igual en la atención de los servicios públicos, mantenimiento de áreas públicas y reparación y construcción de obras de infraestructura urbana.

Desde Reynosa también llegaron informes de que por allá hace días anduvo el gobernador FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA, pero pasó corriendo, sin ver ni avisar, solo para “responder” a quienes ya lo hacían huyendo y buscando un escondite.

Igual las caras largas, al borde del llanto en unos y con la preocupación manifiesta en otros, aparecieron en las gráficas donde anunciaron, andaban agradeciendo la respuesta que la ciudadanía les dio en las urnas.

Los reclamos no han amainado y hasta por “interpósitas personas” y redes varias, se mandan mensajes los panistas, repartiéndose culpas, acusándose y hasta clamando por “el vómito negro”,

Que quienes se robaron el dinero que se les confió para comprar votos y conciencias lo regresen, mandan decir los enterradores del proyecto, esperando más ganancias de algún nuevo reparto “en cortito”.

El excandidato es el único que las ve pasar y cada que se da cuenta que “lo siguen llevando al baile”, empieza a reclamar, pero con una palmadita en la espalda lo contentan, diciéndole que ganó y será gobernador.

¿En serio?… ¿me lo prometes?

“Tu aguanta y el marranito es tuyo”, le siguen diciendo, emulando a los mayores.