Ola violenta en la frontera, ¿una bienvenida?

0
126
Diego López Bernal.
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Diego López Bernal.-

Al conocerse al fin los resultados oficiales de la elección del 2022, la organización no gubernamental más rápida en plantear los retos más grandes de los futuros gobernadores que ganaron el cinco de junio fue “México, ¿cómo vamos?”. Lógicamente que AMÉRICO VILLARREAL fue incluido en el listado de broncas en cada una de las seis entidades.

El mayor énfasis lo puso la ONG en la seguridad pública. De hecho, el análisis considera que el Gobierno sí cumplió la meta de pacificar a Tamaulipas, pero solamente lo reconoce en el sur de la entidad. “Si bien el gobernador saliente CABEZA DE VACA prometió y cumplió con la tarea de pacificar el sur de la entidad…”, comienza el texto al describir el reto en seguridad para el gobernador electo.

“El costo humano y social en homicidios, feminicidios, desapariciones, plagios de migrantes, secuestro, extorsiones, huachicoleo de combustibles y cobros de piso ha sido inabordable para los tamaulipecos, aunque el gobierno saliente presume menor incidencia (menores denuncias, no deja de tener casi nueve mil denuncias por homicidio, en un estado con apenas 3.5 millones de personas)”, abunda con datos de miedo el organismo.

También asegura, en nota publicada por El Diario de Victoria en su edición de este lunes, que “la presencia del crimen organizado ha sido histórica; entre los 1990 y la primera década del siglo 21 fue difícil distinguir entre el poder político y el crimen organizado en el estado. Entre abusos que se registran en el estado por parte de instancias policiales y de procuración de justicia están (…) el asesinato y calcinamiento de migrantes en Camargo a manos de la Policía Estatal, y la existencia de grupos especiales de la Fiscalía de Tamaulipas que operaban sin apego a la ley”.

“¿Así o más…?”, parecería decir la ONG que en su análisis para el Gobernador electo va en paralelo con lo observado por este espectador, pues cada que tenemos oportunidad dejamos en claro que los resultados en materia de seguridad pública de la administración cabecista están prendidos con alfileres y, de plano, algunos son por demás maquillados. ¡Sí!, así como lo menciona “México, ¿cómo vamos?, eso sin contar  las “técnicas” de la Fiscalía para desalentar a las víctimas.

Pero claro que AMÉRICO VILLARREAL sabía de antemano todos estos retos, si no mejor hubiera dejado los rayones. Sin embargo, es bueno que las ONG hagan este tipo de análisis para que los ciudadanos tengamos bien claro el piso del que arrancará la nueva administración estatal para tener el día de mañana elementos a la hora de ver resultados.

Y cosa adrede, no se cumplían apenas 15 días del triunfo electoral de Morena y las ciudades de la frontera tuvieron al menos dos jornadas violentas para olvidar: la semana pasada fue en Reynosa y el domingo en Matamoros. Confiemos que no sea una “bienvenida” de las organizaciones criminales a los ganadores de la elección, aunque no debemos olvidar que aún está impugnada y hay que esperar las resoluciones.

En este sentido, dos picudos de la izquierda en materia electoral prácticamente descartaron que la impugnación del PAN prospere; tanto para ALEJANDRO CENICEROS (del PT) como para EDUARDO GOVEA (representante de Morena ante el Ietam) el planteamiento de los panistas están mal, tanto en el fondo como en la forma, pues de plano se presentó la dichosa impugnación fuera de tiempo. ¿Será? Insistimos, hay que esperar.