¡Fuenteovejuna pregunta!

0
165
Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

José Inés Figueroa Vitela.-

Podría decirles de las tantas cosas de mi particular conocimiento; de las veces que coincidimos y cuando también disentimos, a ratos sin decírnoslo, pero con pleno conocimiento mutuo.

De los proyectos en los que fuimos en el mismo riel y los que sacamos distancia, pero siempre sobre la misma vía, en forma paralela, nunca dejamos de vernos y cruzarnos en el oficio.

Que supe del amor a su familia, de la pasión por su trabajo y de la aspiración perenne por conquistar mayores estadios de bienestar para su gente, en un esfuerzo sin descanso, arrojado, valiente.

Hoy solo quiero desearle paz a sus deudos, recuperación pronta y plena a la segunda víctima y justicia, hasta sus últimas consecuencias, contra todos los implicados en el cobarde crimen.

En paz descanse mi amigo y apreciado compañero periodista ANTONIO DE LA CRUZ CRUZ.

No es el “Señor”, ni “el Comendador”, que ahora vuelven a aparecer del mismo lado, sino el pueblo, Fuenteovejuna, quien pide respuestas y castigo, justicia a la memoria de TONY DE LA CRUZ y a una sociedad agraviada.

No podría asegurar, a pie juntillas, quién fue el autor material y/o intelectual del asesinato, aunque me hierve la misma rabia con la que denunció el diputado GUSTAVO CÁRDENAS GUTIÉRREZ, su jefe, en algún momento de su agenda laboral, que dedicaba a la comunicación social de Movimiento Ciudadano.

Menos, lanzar las exoneraciones y excitativas para que no intervengan las autoridades federales, pronunciadas por el diputado presidente -espurio- del Congreso local, FÉLIX FERNANDO GARCÍA AGUIAR.

Al MOYO, le pregunté si no sentían –él, sus compañeros de bancada y abonados- ni tantita culpa, por el andamiaje para la impunidad y la legislación “para legalizar” el delito, que han sacado y lo siguen haciendo, en su gestión legislativa.

Otra vez, el espacio ya no alcanza para hacer una relatoría de los tantos entuertos maquinados desde el Congreso local, si con solo lo que están haciendo esta semana sería suficiente para llenar un grueso libro de inmundicia.

Fíjese, lo que presentaron el martes por correspondencia, a  través de oficialía de  partes: una serie de iniciativas que hasta ayer, en que fueron dictaminadas, seguían sin leerse en todo su contenido, pero de lo que se conocía, su motivo perverso era evidente.

Con el mismo perfil de las otras que “pasaron” igual, en lo oscurito, fuera de procedimiento y contraviniendo primicias constitucionales, una pretende que para ser funcionario público, el Fiscal General de Justicia del Estado tenga que dar su aval, mediante un certificado de “no antecedentes de corrupción”.

Como si no se supiera la forma como el Fiscal Michoacanazo –también conocido como Papá Pitufo (luego les explico)- se ha dedicado a inventarle expedientes de corrupción, a los adversarios políticos de quien le extendió la Charola de Corzo aquí.

Mismo que al primer “Fiscal Anticorrupción” lo hizo Magistrado y ahora, más de medio año después de generarse la vacante, cuando ya se van, anda promoviendo a JOSÉ ÁNGEL WALLE para Consejero de la Judicatura, entre los sembrados transexenales.

Pero con sus reformas a modo, la diputación panista, comprados y sometidos de Morena y ahora también del PRI –o por qué creen que le abrieron carpeta de investigación al diputado presidente estatal del tricolor EDGAR MELHEM SALINAS-, no solo quiere disponer de la conformación del inminente gabinete morenista.

Aparte, también bajo la bota del Fiscal Carnal de los que ya se van, pero quieren quedarse, ya presentaron antier, ayer dictaminaron y hoy votarán en pleno, en la última sesión ordinaria del periodo, quieren poner otras áreas estratégicas.

El Secretariado Ejecutivo de Seguridad estatal pretenden sacarlo de la Secretaría General de Gobierno y la Unidad de Inteligencia Financiera y Económica de la Secretaría de Finanzas para convertirlos en dependencias de la Fiscalía General del Estado.

¿Para qué?, para que el próximo gobernador no pueda disponer de esas áreas estratégicas y al que ya se va, no se le puedan imputar los tantos delitos de que se le acusa y los otros, que seguramente brotarán en cuanto deje el cargo.

Porque en sus conceptos, la Fiscalía no solo es autónoma, también es impune, tiene nombramiento para permanecer por dos años más y con la intención de reelegirlo para un nuevo periodo que vaya más allá, incluso, del sexenio de AMÉRICO VILLARREAL.

Esas reformas y decretos votados por los diputados del PAN, más las menesterosas vende-conciencias y los entenados “morenistas” del alcalde maderense ADRIÁN OSEGUERA, así como el del PRI, que pasó de ser aliado a indiciado cuando quiso dignificarse, son los que han alimentado un estado delincuencial impune.

Esa apología del delito, institucional, es la que ejecuta o alienta los otros crímenes, los del fueron común que van in crecendo en las calles, que para el caso del gremio periodístico no es “el primero” del sexenio, como aseguró el Ejecutivo.

Igual impune y en el olvido institucional está el de HÉCTOR GONZÁLEZ, acaecido también en Victoria y el de CARLOS DOMÍNGUEZ, en Nuevo Laredo, sobre el que hasta “chivos expiatorios” con testigos falsos se sacaron, igualmente impunes.

¿Alguien antes imaginó pudiera haber algo más lastimoso y vergonzante?

Entre los acuerdos nocturnos de la última sesión legislativa celebrada el martes, decidieron de manera salomónica, otra vez, los del PAN, repartir la Medalla al Mérito Ciudadano.

Al menos mi amigo, el laureado, cuan prolífico escritor, actor, periodista, narrador y director de teatro MEDARDO TREVIÑO, se merecía el premio y la medalla completa.

¿Cómo que se va a partir el numérico en dos y se va a reducir el tamaño y calidad de la medalla, porque el PAN no completó la mayoría de votos, para sacar su propuesta en la hija del exalcalde panista mantense UBALDO GUZMÁN QUINTERO, la académica JOSEFINA GUZMÁN, cuadro recurrente en las mesas y consejos de seguridad?

No es justo, no es correcto y no es normal; si los dos tienen los méritos completos, que a los dos igual se les dé el completo en la premiación.

Con más pena que gloria pasaron las comparecencias para la Glosa del Sexto Informe, en la que los funcionarios hicieron mutis cada que los diputados les pidieron explicaciones o les hicieron señalamientos de irregularidades e ineficiencias.

Igual el auditor superior del Estado, JORGE ESPINO ASCANIO, fue a burlarse de la representación popular, volviendo a sacar el rechazo a la cuenta del instituto del deporte de Río Bravo, porque no existe desde el trienio antepasado, ya se dijo repetidamente, y sigue siendo justificación.

¿A qué? A la aprobación apresurada de las cuentas de los poderes del estado y las dependencias y ayuntamientos donde metieron la mano los “manitos”.

Hoy también van a sacarlas en el último pleno ordinario legislativo, del sexenio que ya se va.