Natalie Portman siguió un duro entrenamiento

0
36
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

LOS ÁNGELES, EU., junio 29 (Agencias)

La actriz Natalie Portman, quien tomará un papel importante dentro del filme “Thor: Love and Thunder”, sorprendió con el cambio físico que mostró para dicha producción.

Y es que la gran apuesta de Marvel para este verano ha dado mucho de qué hablar por la increíble transformación a la que se han sometido sus protagonistas, empeñados en cumplir cabalmente con sus papeles ante las altas expectativas de los fans.

Para esta cuarta entrega del filme, Portman regresa a los estudios luego de una agridulce ausencia para encarnar a una nueva versión de Jane Foster que porta el traje de “Mighty Thor” y es capaz de sostener el Mjolnir. Conseguir la musculatura del personaje le ha obligado a seguir una rigurosa rutina de ejercicio.

Cinco meses antes de filmar, la actriz comenzó con un complejo entrenamiento enfocado en definir la zona abdominal y desarrollar los bíceps, llegar a ello requirió primero que acondicionara su cuerpo por cuatro meses, de esta forma aseguró aumentar el volumen de sus músculos sin sufrir alguna lesión grave.

La entrenadora Naomi Pendergast, quien fue la guía de Natalie del principio al fin de su preparación, reveló para el medio estadounidense Variety que la famosa entrenó diez meses, incluido el periodo de grabaciones de la cinta, pues sólo así podía mantener su musculatura.

“Trabajamos en la construcción de la parte superior de su cuerpo tres veces por semana, lo que comprendía ejercicios de brazos, espalda, pecho, boxeo, saltos y carreras”, explicó Pendergast. Los dos días restantes la ganadora del Oscar se dedicó a prevenir lesiones con ejercicios basados en pilates, estiramientos, trabajo de relajación y prácticas de equilibrio.

Si bien, Natalie no sufrió ninguna fractura o esguince, sí experimentó fuertes dolores físicos de los que se recuperó de manera favorable: “Se las arregló para superar todo muy bien sin sufrir lesiones graves. Algunos días, después de largas sesiones, sintió un poco de dolor en las muñecas y el cuello”, dijo Naomi.

La entrenadora explicó que las sesiones eran diarias y duraban entre una hora y media y dos, además mencionó que el personaje de Natalie Portman es cien por ciento físico, por lo que requería fortalecer bastante su cuerpo, específicamente la parte superior.

La misma intérprete comentó en una entrevista para el portal Total film que “fue definitivamente muy útil estar fuerte” en especial cuando le tocaba cargar con el peso de la capa todo el día. No cabe duda de que Portman ha dado lo mejor de sí para dar vida a “Mighty Thor”, a quien ya morimos por ver en pantalla grande.