Nubarrones económicos impactan en expectativas empresariales

La producción esperada registró el mayor retroceso en la percepción de los directivos de las industrias mexicanas, al retroceder 4.88 puntos

0
34
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Diego López Bernal

Las expectativas de los directivos empresariales sobre el comportamiento del sector manufacturero en México van en línea con la advertencia de especialistas, sobre el impacto de una posible recesión estadounidense en la industria.

El de Indicador de Pedidos Manufactureros (IPM) del recién terminado mes de junio así lo demuestra, ya que registra un retroceso mensual de 1.51 puntos, con reducciones mensuales en los componentes relativos a los pedidos esperados, a la producción esperada, al personal ocupado y a los inventarios de insumos.

La producción esperada registró el mayor retroceso en la percepción de los directivos de las industrias mexicanas, al retroceder 4.88 puntos en junio, respecto al mes inmediato anterior, quedando a solo seis décimas del umbral de los 50 puntos.

El personal ocupado también está cerca de llegar a dicho umbral ya que retrocedió, también a tasa mensual, 0.34 puntos, en tanto que el volumen esperado de pedidos retrocedió 1.21 y el de inventarios de insumos 0.54; solo el componente de oportunidad en la entrega de insumos de los proveedores aumentó, en este caso, 0.29 puntos.

De esta manera, la Encuesta Mensual de Opinión Empresarial (EMOE), que presentó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) este viernes, guarda relación con la opinión de economistas.

Este día, el Director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), José Luis de la Cruz, admitió que los buenos resultados del primer trimestre del 2022 en las exportaciones de las empresas asentadas en Tamaulipas podrían toparse pronto con un freno en su crecimiento.

“El ciclo económico de las manufacturas mexicanas y con ello, de las exportaciones, dependen del ciclo industrial de Estados Unidos, por lo que una potencial recesión sí llegará a afectar a la industria manufacturera mexicana y debilitaría las exportaciones de estas entidades (las de la frontera norte)”, explicó en una opinión que se refleja en la percepción empresarial del sector manufacturero.