Quedarían ilegales 560 mil ‘chocolates’

0
103
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Alfredo Guevara.-

Cd. Victoria, Tam.-
La tramitología y el mecanismo implementado para el proceso de regularización de vehículos de procedencia norteamericana, implementado por el Registro Público Vehicular (Repuve) y el Servicio de Administración Tributaria (SAT), no ha sido el adecuado.

Y aunque el decreto expedido por el Gobierno de la República ha sido bueno, porque permite legalizar las unidades que circulan en el estado, al mes de septiembre cuando mucho se alcanzará a regularizar algo así como un 20 por ciento de los vehículos, estimó Jesús Manuel Zúñiga Maldonado.

El Coordinador de la Organización Nacional de Protección al Patrimonio Familiar (Onappafa) en Tamaulipas consideró que aun cuando el SAT tiene capacidad, la manera en que se implementó el proceso de regularización no ha sido el adecuado.

“Lo que queremos es que se dé de una manera simple, como lo planearon, pero más efectiva, porque prácticamente sabemos que ahorita no hay citas, se abre una o dos horas al mes, se cierra y hasta en otro mes vuelve a haber otras dos horas para agendar”, explicó.

De hecho, desconoció la manera en que se están llenando las fechas que agenda el Repuve, porque son dos horas por mes, sin saber en qué momento abre el portal, aparte de que las citas están muy pausadas.

“No es que no tenga la capacidad el SAT, la tiene para eso y más, pero de la manera en que implementaron el programa para poder agendar las citas de los propietarios de vehículos americanos no era la correcta o tenían que haberlo puesto de otra forma”, consideró Zúñiga Maldonado.

Recordó que en el estado solamente los módulos de Matamoros, Ciudad Victoria, Reynosa y Tampico están operando.

“Faltaron más módulos, un programa para actuar con más efectividad, para que se beneficien los más de 500 mil vehículos que circulan en Tamaulipas y realmente no fue así, fue un decreto muy mal planeado, van a quedar el 80 por ciento de los vehículos sin regularizar”, insistió.

Aparte de eso, lamentó que los propietarios de unidades americanas, que tienen que llevarlas para verificar el número de serie y otros aspectos, pasen horas con elevadas temperaturas para ser atendidos.