‘Quemados’

0
291
Rogelio Rodríguez Mendoza.
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza

La página se llama: “Panistas Quemados de Tamaulipas”. Lleva algunas semanas circulando en la red. Se especializa en “quemar” a todos aquellos trabajadores del Gobierno del Estado de Tamaulipas que apoyaron al candidato a la gubernatura, César, “El Truko” Verástegui Ostos.

Dicho en otras palabras, busca exhibir, como traidores, a quienes no respaldaron al hoy gobernador electo, el morenista Américo Villarreal Anaya.

Hace seis años, cuando el PAN ganó la gubernatura y dio paso a la alternancia política, sucedió algo similar. Alguien, o algunos, se dieron a la tarea de crear una página para “quemar” a quienes no habían apoyado a los llamados “Vientos del Cambio”.

Desde las diversas plataformas digitales se estigmatizó como traidores a todos aquellos que “olieran” a PRI.

Lo que sucedió después fue público: miles de burócratas fueron despedidos tan pronto inició el gobierno del PAN. El motivo fue lo de menos. Desde Palacio de Gobierno se instruyó a los secretarios para hacer una “limpia” de todo aquel con el mínimo vínculo con el tricolor, o que simplemente se sospechara de ese nexo partidista.

Actuaron con arrogancia, prepotencia y abuso, porque se cometieron muchas injusticias, al echar a la calle a quienes incluso durante más de dos décadas habían trabajado para el Gobierno estatal.

La factura de ese atropello masivo la pagaron en las urnas el reciente cinco de junio, porque todos esos burócratas agraviados y sus familias votaron en contra del PAN.

Hoy, en la víspera del inicio de una nueva administración estatal, pareciera que la historia se repite.

Surge una nueva página, como la de hace seis años, para exhibir a quienes no apoyaron al ahora gobernador electo, y ponerles el sello de traidores.

La pregunta es: ¿Realmente son traidores aquellos que creyeron que era una mejor opción de gobierno Verástegui Ostos?

¿Son traidores por el simple hecho de ejercer con libertad su derecho a votar?

Es un absurdo suponerlo siquiera. Si así fuera qué caso tendría participar en una elección. Es como querer que todos votemos por una sola opción, cuando en una competencia necesariamente hay ganadores y vencidos.

Además, para nadie es desconocido que el partido en el gobierno, cualquiera que sea, opera desde adentro en beneficio de su candidato, y para ello utiliza a la burocracia, lo que en palabras llanas significa que a muchos se les obliga a desplegar un proselitismo en favor del abanderado oficial.

Pero, aun así, obligados o no a apoyar a un candidato, no hay razón justificable para “linchar” mediáticamente a aquellos trabajadores del Gobierno que no apoyaron a Villarreal Anaya.

Sería tanto como querer “linchar” a los más de 600 mil tamaulipecos que votaron por la opción contraria a Villarreal Anaya.

Frente a todo ello, será interesante conocer lo que piensa o dice al respecto el hoy gobernador electo: ¿Está a favor de la venganza, como lo promueven en internet los autores de sitios como “Panistas quemados de Tamaulipas”?

Será una decisión importante la que tome al respecto quién gobernará al estado durante los siguientes seis años.

La verdad, no creemos que Villarreal Anaya vaya a optar por la venganza. No es su perfil, pero, además, sería tanto como repetir uno de los peores errores que cometió el gobierno cabecista.

Sin embargo, habrá que esperar a que inicie el nuevo gobierno, para saber si los morenistas aprendieron la lección que recibieron los panistas.

El RESTO.

DESDE LA ALCALDÍA.- Por cierto, hay quienes sostienen la versión de que la página de internet “Panistas quemados de Tamaulipas” fue creada por funcionarios cercanos al alcalde Eduardo Gattás Baez

Desde alguna de las oficinas de la Alcaldía capitalina operan y alimentan el sitio.

La pregunta es: ¿Sabe de eso Gattás?

SE QUEDA.- Un juez otorgó una suspensión definitiva al narcotraficante Rafael Caro Quintero para evitar que sea extraditado a Estados Unidos.

Pareciera que el Gobierno mexicano tiene decidido no entregar el capo al Gobierno estadounidense, porque implicaría ponerle la soga al cuello a algunos personajes como Manuel Bartlett, el director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Doble contra sencillo a que Caro Quintero se quedará en México. Así será por lo menos mientras López Obrador esté en el gobierno.

ASI ANDAN LAS COSAS.

[email protected]