Bioserie de María Félix fue dirigida por una tamaulipeca

La tampiqueña Mafer Suárez tuvo la fortuna de llevar su amor por la icónica actriz a la pantalla chica

0
68
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Agencias.-

El deseo de contar la historia de una mujer que con carácter, firmeza y disciplina logró trascender, dejando atrás a aquella pequeña nacida en Álamos, Sonora, llevaron a la tampiqueña Mafer Suárez a estudiar por diez años la historia de María Félix, logrando así dirigir la serie “María Félix: La Doña”.

El pasado 21 de julio, a través de la plataforma ViX Plus, fue estrenada la serie que está conformada por ocho capítulos que semana a semana logran dejar claro el porqué de la relevancia de la gran actriz del cine mexicano.

Para revivir los momentos más importantes de la filmación, la directora tamaulipeca detalló que desde hace diez años empezó a estudiar al personaje, intentando crear un proyecto sin tener suerte, “hasta que ella decidió que era el momento y vinieron a llamarme por teléfono”.

No fue hasta el 13 de diciembre del 2021 cuando Mafer Suárez recibió una llamada del equipo de Carmen Armendáriz, productora ejecutiva de la serie y sin pensarlo aceptó la reunión que la llevaría a dirigir el proyecto en donde Sandra Echeverría y Ximena Romo dan vida a “La Doña”.

“Me dijeron, oye Carmen quiere hablar contigo y yo pregunté es sobre María Félix, me dijeron que sí y dije ok voy, yo digo que conforme fue dándose el proyecto y fueron pasando cosas, tengo la absoluta convicción de que la energía de María Félix, su espíritu fue el que tomó muchas de las decisiones”, confesó Suárez.

Tras dos meses de preparación de investigación y trabajo que logró reunir a un equipo en su mayoría mujeres, la tamaulipeca inició la filmación con un equipo de 120 personas que buscaban contar la vida la icónica actriz, desde sus 12 años hasta los 80 años.

Al ser cuestionada sobre qué le diría a María Félix hoy en día, la directora respondió: “María, cómo te adoro, cómo te amo, cómo te quiero, me hubiera gustado dirigirte, hubiéramos sido felices, hubiera yo perdido porque te hubiera consentido a lo bestia y sé que también tú me hubieras querido”.