Igualito que hace 6 años

0
251
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Alfonso Daniel Ramírez Garza.

Por muchos años en Tamaulipas gobernó el PRI y sí, existía la alternancia, pero solo se daba dentro del mismo PRI. La disputa era entre los grupos priistas, era exactamente el mismo juego, unos ganaban otros perdían. Como lo fue hace seis años, que por primera vez ganó el PAN la gubernatura con FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA.

Hace seis años el personal de Gobierno que comandó EGIDIO TORRE, trabajadores priistas o no, estaban tristes y temerosos de quedarse sin trabajo, y vaya que con razón tenían miedo, por primera vez en la historia se daba la alternancia y se percibía una verdadera animadversión entre esos viejos rivales: PAN y PRI que por cierto, terminaron juntos. Primero se fueron los de primera línea, los ladrones grandes que como siempre, fueron intocables, y en las islas griegas y otros parajes, se fueron a gastar lo sustraído al erario público por seis años.

Los que llenaron las alforjas en ese sexenio con un poco más de moderación, aquellos que solo compraron ranchos y casas, solitos se fueron. Estos exfuncionarios un poco más modestos se perdieron en el interior de la misma República Mexicana, pero claro, sin problemas económicos.

Después se fueron los mandos medios, esos que ganan poquito y que viven del salario de su trabajo, una vez que les sacaron la sopa y les aprendieron dos o tres mañas, con una patada en el trasero se fueron a vivir su suerte, ni modo, eran del PRI y había perdido.

Pues hoy se repite la historia. Hoy, igual que hace seis años, habrá cambio en el timón del Gobierno del Estado, perdió el PAN y ganó MORENA. El DR. AMÉRICO VILLARREAL ANAYA, gobernador electo, ya prepara sus alfiles, caballos y torres, y el ambiente se percibe exactamente como fue hace seis años, unos muy contentos, unos muy tristes, unos muy nerviosos, unos alistan maletas, otros tramitando amparos y otros hasta el plan de fuga lo tienen listo, o eso creen.

Esperemos que los trabajadores del Gobierno del Estado que viven de hacer honestamente su trabajo no sean castigados injustamente, tengamos fe en que habrá justicia al menos para la clase más necesitada de ese gremio de trabajadores de gobierno. Aquellos que no son sindicalizados y se encuentran desamparados, casi casi, enfilados a pagar los platos rotos, platos que ni vieron.

El gobernador electo Américo Villarreal Anaya tiene un gran compromiso con los Tamaulipecos. Distingo varias razones una de ellas, haber sido hijo de don Américo Villarreal Guerra, el mejor gobernador que ha tenido Tamaulipas, según el que escribe, muchas opiniones populares y de próceres dignos de respeto. Además, ganó ampliamente y sin mucha publicidad, los tamaulipecos le dieron el voto de confianza. Es Doctor de profesión y realizó el juramento hipocrático: “No llevar otro propósito que el bien y la salud de los enfermos”. Proviene de una familia tradicional tamaulipeca, de buenas costumbres tan claras como que todas sus hermanas son destacadas, honradas y bien vistas en sus actividades y el DR. AMÉRICO goza de prestigio como profesional, así como hombre de palabra bien intencionado.

LA OPINIÓN DE UN GRANDE.

“El verdadero modo de vengarse de un enemigo es no parecérsele.”

Marco Aurelio (121-180) Emperador romano.

#AquiComienzaTodo

Con ese lema el Rector de la UAT, nuestra máxima casa de estudios, el C.P. GUILLERMO MENDOZA CAVAZOS, inicia un ambicioso y prometedor proyecto para la Universidad. En la presentación de los modelos educativo y académico dejó en claro, desde la manera en que fueron presentados hasta en los hechos y actividades que se han ejecutado, el futuro que se está creando para la UAT. Un panorama basado expresamente en los estudiantes como la columna vertebral de este cambio hacia un futuro más prometedor.

Buscando convertir a los estudiantes en profesionistas con alto sentido ético, instrumentará una docencia innovadora, exponiendo romper paradigmas, una Universidad vinculada con su sociedad y a la par actualizada para cumplir con las necesidades que los tamaulipecos y México, demandamos.

Incluyeron en estos modelos los ODS y la agenda 2030, una decisión certera y además necesaria, sobre todo por ser el alma mater del futuro de Tamaulipas.

Existe mucha expectativa en la nueva UAT que veremos, con un nuevo enfoque, nuevo modelo educativo y académico que hace 20 años no se actualizaba, y aventarse ese compromiso es de valientes.

Porque continuar haciendo lo mismo es fácil, sin ser una crítica para los anteriores rectores, lo difícil es arriesgarse a crecer, a mejorar, porque para eso hay que hacer cambios y los cambios nos sacan de la zona de confort, pero para crecer, hace falta visión, ganas y valor.

LA OPINIÓN DE UN GRANDE II.

“Mejorar es cambiar; así que para ser perfecto hay que haber cambiado a menudo”.

Winston Churchill (1874-1965) Político británico.