Pensando en el futuro de Morena en Tamaulipas

0
76
Héctor F. Saldívar Garza.
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Héctor F. Saldivar Garza

Después de los resultados que tuvimos en el movimiento de Morena para nombrar consejeros estatales, se pudo observar una serie de prácticas que resultaron un tanto novedosas en el partido, por lo negativo; lo cual invita a la reflexión con el objetivo de conocer en mayor precisión los acontecimientos y la postura prudente a adoptar.

Si revisamos con detenimiento algunas acciones previas a la preparación del evento, comprobaremos que Mario Delgado, presidente de la agrupación política, se reunió con AMLO, donde imaginamos conversaron en torno a la realización de esta actividad y los puntos nodales que comprendería.

Con la experiencia política que el primer mandatario ha adquirido a través del tiempo, nos resistimos a pensar que no previó estos acontecimientos, los cuales incrementarán sustancialmente la base social morenista, pero igualmente romperán con la línea política trazada, en virtud de que las mayorías de los dirigentes que pretenden afiliarse no manejan una ideología política específica, y mucho menos se manifiestan como personas de izquierda.

Entonces, surge un cuestionamiento, ¿quiénes están interesados en fortalecer al partido con

Lo sucedido, es trascendente, porque del contingente elegido como consejeros, posteriormente algunos de ellos serán nombrados para dirigir los destinos del partido; y si estos carecen de experiencia sobre su interior, incluso podríamos imaginar un escenario de enfrentamientos constantes que quizá atentarían contra la estabilidad de la agrupación.

Es comprensible que nuestro Presidente de la República, cuando constituyó la organización, imaginó la unión de todos los mexicanos en torno a la idea preconcebida por él y su equipo de trabajo, de apoyar a los sectores más necesitados realizando una transformación de la sociedad en la búsqueda de un futuro más digno, pero a través del tiempo se han observado una serie de situaciones no contempladas a detalle en aquel momento, que actualmente nos conducen a aceptar la existencia de graves anomalías sufridas por los connacionales, a través de este proceso de vida mediante el modelo neoliberal.

Una de ellas es la corrupción donde han convergido una serie de acciones, entre otras el denominado huachicoleo, el enriquecimiento ilícito, y algunas más que se han logrado a través de la explotación irresponsable de ciertos bienes nacionales como el petróleo, la tala inmoderada e ilegal de los bosques, el consumo indiscriminado de agua y otros. Además de lo señalado, algo trascendente que mucho daño nos está causando, es el colocar los valores materiales como el dinero, casas de gran lujo y automóviles excesivamente confortables, en lugares de privilegio en la sociedad, omitiendo reproducir los principios que en algún momento histórico nos condujeron a brillar con luz propia y que ahora de ellos solo tenemos el recuerdo de su existencia.

La destrucción de los valores nacionales, muchas ocasiones es una acción bien planeada por los países hegemónicos para someter a los pueblos, ya que al lograrse rompen su estructura, para que como paso siguiente faciliten la instauración de valores de otras latitudes, los cuales van penetrando principalmente a través de la cultura y los diversos medios de comunicación, hasta llegar a ser imprescindibles porque ya forman parte de nuestro yo interno.

Esto en México ha fructificado plenamente en gran medida por la televisión, la radio, la prensa y ahora con los adelantos tecnológicos: internet, las redes sociales y otros, que contribuyen a incrementar el anhelo de vivir con acuerdo a esos nuevos principios.

En este día ya tenemos información, en lo general, de los resultados electorales obtenidos en esta contienda, donde se puede apreciar que un alto porcentaje de los que resultaron electos consejeros fueron personas que no pertenecen a Morena, sino que son de muy reciente incorporación al partido aludido, y principalmente estuvieron ligados al Partido Revolucionario Institucional (PRI) siendo incluso varios de ellos detractores fuertes de Andrés Manuel López Obrados, para que su arribo a la Presidencia de la República no se lograra; calificándolo como un peligro para México.

También, tenemos que decirlo, en la lista final aparecieron varios funcionarios públicos o familiares y allegados de este sector, además de muy pocos históricos de Morena. Sin embargo, estos generan la esperanza de que van a continuar con la Cuarta Transformación, fomentando así el proyecto de nación que pretende mayor bienestar para los sectores más necesitados… y probablemente así sea, porque el Presidente de la República se mantiene con ese ideal, y el Dr. Américo en sus discursos de campaña manejó una apología de estos principios y prometió un gobierno de corte social y humanista.