Cómo saber si hay ratones en mi casa

0
216
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

La presencia de ratas o ratones en la casa o jardín es algo que cualquier persona quiere evitar a toda costa, y una de las mayores problemáticas que se tiene ante esta situación es su capacidad inmejorable de generar una plaga, lo que constituiría un verdadero dolor de cabeza.

Además, nos enfrentamos a la problemática de que este tipo de roedores son animales sociales, lo que quiere decir que suelen vivir en grupos anidando en madrigueras, por lo cual, el avistamiento de un solo organismo de estos, ya sea rondando dentro o en las cercanías de tu hogar, es una señal de que un nido se encuentra cerca.

Ante esto, es importante detectar la presencia del refugio de estos escurridizos animales, ya sea en el interior o exterior de tu hogar, y aquí te describimos 5 signos para saber si hay un nido de ratas o ratones en tu casa o en sus alrededores.

Excremento y orina

Cuando estos indeseables roedores entran a nuestro hogar en busca de provisiones (comida) o, en el peor de los casos, encuentran en él un refugio, pueden dejar indicios de su presencia en forma de excremento y orina.

Según describe Anticimex, una compañía especialista en control de plagas y sanidad ambiental, los excrementos frescos son negros, brillantes y arcillosos, mientras que los antiguos son grisáceos, polvorientos y ruedan con facilidad, en ambos casos, son alargados con extremos puntiagudos, suelen tener pelos del cuerpo del animal incrustados y son de un tamaño mayor o igual a un grano de arroz.

En lo que respecta a la orina, podrías encontrar el rastro de este líquido en forma de línea, ya que los roedores suelen orinar mientras están en movimiento. Además, el olor de amoníaco de la orina podría hacerse presente, sobre todo cuando existen una verdadera plaga.

Objetos roídos

Uno de los comportamientos que más caracterizan a estos animales es su fascinación por roer, según se explica esto se debe a que sus dientes incisivos nunca dejan de crecer, por lo cual, necesitan roer a diario para controlar su tamaño y mantenerlos afilados, asimismo, realizan esto para abrir entradas u obtener alimento.

De esta manera, encontrar cualquier tipo de material roído (alimento, cables, cajas), es una señal contundente de su presencia.

Ruidos

Hay distintos tipos de ruidos provenientes de estos roedores que son un indicio perfecto para revelar su presencia, estos suelen surgir durante la noche, debido a que son animales nocturnos, de este modo, usted puede escuchar: Sonido de ratas o ratones corriendo, luchando, royendo o rascando materiales o chillidos de crías

Manchas o borrones

Según indican los especialistas, estos roedores pueden dejar manchas de color gris oscuro a lo largo de los caminos que toman, esto se debe al contacto que tiene el cuerpo de los animales con la superficie.

Específicamente se describe que las “huellas” recientes manchan al contacto y las antiguas quedan impregnadas con un aspecto quebradizo y se desprenden en escamas cuando se rascan.

Sitios propicios en la casa para hacer madriguera

Los sitios favoritos en donde encuentran refugio suelen ser madrigueras subterráneas con entrada fuera de los hogares, pudiendo encontrar esto en montones bajo tierra del jardín u otros alrededores de la casa, dentro de paredes, bajo montones de basura o losas de hormigón e incluso en áticos (o similares)

Si has notado sitios semejantes a estos en donde puedan ocultarse, es probable que te enfrentes ante la presencia de estos roedores.

Con información de: Enséñame con ciencia