Tras padecer vasculitis, muere madre de 8 hijos

La mujer padecía Granulomatosis de Wegener (GPA), una enfermedad que inflama los vasos sanguíneos y altera la fisonomía de las personas

0
156
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

En Gran Bretaña, Nicola Kilby era una mujer de 47 años que falleció tras recluirse en su casa desde 2017. Al padecer una extraña enfermedad que le desfiguró el rostro, se rehusó a salir de su hogar.

Ella padecía Granulomatosis de Wegener (GPA), una enfermedad que inflama los vasos sanguíneos y altera la fisonomía de las personas.

Después de pasar cinco años sin permitir que le tomaran fotografías o hacer alguna aparición en público que no fuera rigurosamente necesaria, la muerte de esta mujer conmovió a la localidad de Sutton Coldfield.

La familia señala que Nicola era una persona increíble y una madre ejemplar. Era extrovertida y disfrutaba de estar a la moda. Adoraba a sus hijos y nietos, además de darle una cálida bienvenida a cualquier persona que llegara a su familia.

Después de su muerte, uno de sus hijos identificado como Kieran Lane, ha decidido recaudar fondos para el funeral, así como buscar formas de incentivar la investigación sobre la vasculitis.

Algunos medios señalaron que Nicola vivía en Cirencester junto a su esposo con quien estuvo casada por 10 años. Una vez que fue diagnosticada, prohibió a su familia hacer cualquier sacrificio a cambio de su salud.

Sus defensas bajaron a tal grado que cualquier resfrío le generaba la posibilidad de ser trasladada al hospital, por lo que el Covid-19 complicó mucho la situación de la familia.

La salud mental de Nicola se deterioró al recluirse y ver el avance de la enfermedad, cuando descubrió la existencia de prótesis faciales en un programa de televisión, presentó una ligera mejoría pero ya que estas no pudieron ser adquiridas por la familia, su condición se complicó.

“Incluso mirarse en un espejo era demasiado difícil para ella debido al daño que le hizo a su nariz. Ninguno de nosotros tiene fotos de mi madre de los últimos cinco años porque ella no lo permitió, ni siquiera con los nietos sobre ella en su cumpleaños”, aclaró su hijo.

Nicola dejó de salir de su hogar y finalmente la vasculitis le provocó un cambio drástico en su apariencia.

Esta enfermedad le carcomió la nariz, le provocó sordera en ambos oídos y le dejó dificultades para hablar correctamente.

“Los médicos en un principio dijeron que podría vivir 10 años, pero eso la afectó rápidamente… Llegó al punto en el que ni siquiera podía subir escaleras porque estaba muy débil”, contó Kieran Lane.

Ella luchó cinco años contra esta enfermedad, pero Nicola murió en agosto de 2022 y ahora, con su historia, su familia desea que la organización benéfica Vasculitis UK reciba más reconocimiento para ayudar así a otras familias que enfrenten esta complicación.

 

Con información de: noticieros.televisa.com