Fáciles y eficaces fertilizantes naturales para plantas

0
52
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

La mayoría de las personas siempre buscamos que nuestro hogar luzca espectacular y para ello utilizamos las plantas que son de nuestro agrado para personalizar espacios y darles vida.

Algunas veces nos adentramos en el mundo de las plantas sin conocer mucho sobre ellas, incluso sin saber luego su nombre, pero las adquirimos por que en el momento nos gustó mucho como lucían. No te alarmes; existen aplicaciones que nos facilitan saber su nombre y hábitos.

Una vez que conozcas el nombre de tu planta y decidas el lugar dónde la pondrás, dependiendo si es de sol o sombra, puedes tener cuidados adicionales que la harán lucir espectacular.

Dentro de estos cuidados adicionales te recomendamos el uso de fertilizantes. Los fertilizantes son sustancias ricas en nutrientes esenciales para un óptimo desarrollo de tus plantas.

Los nutrientes que contienen, en su mayoría, son nitrógeno, potasio y fósforo que nos ayudan a tener una mayor retención de agua en el suelo (tierra) y como su nombre lo indica, a fertilizar.

Existen 2 tipos principales de fertilizantes, los químicos y los orgánicos.  La diferencia entre unos y otros es la intervención del hombre, pues este es un proceso que se lleva de forma natural.

Para que tus plantas sigan hermosas como el día que las compraste y tus huertos tengan los nutrientes necesarios para su crecimiento, aquí te decimos cómo elaborar tus propios fertilizantes caseros, a continuación:

  • Aloe Vera: Una planta con múltiples usos en pro de la salud humana y cuidados de belleza. Rica en nutrientes como potasio, calcio, magnesio y zinc. Es fuete de proteínas, aminoácidos y enzimas que ayudan a la producción y fortalecimiento de raíces.

Para la elaboración del fertilizante se necesitan de 2 a 3 hojas, (dependiendo su tamaño) de la parte inferior (base) de la planta o bien las puedes comprar.

Se pica y muele con agua (que cubra las hojas) hasta obtener una pasta uniforme. Acto seguido se mezcla con más agua, hasta conseguir una consistencia casi líquida y listo, ya podrás regar tus plantas directo en la tierra.

  • Café: No tires los sobrantes de la cafetera, revuélvelos con tierra y aplica en las plantas de tu elección, pues es rico en nitrógeno, fósforo y potasio.
  • Lentejas: Son un producto lleno en zinc, fósforo, potasio, hierro y vitaminas y para su uso solo tienes que moler 5 cucharadas crudas y agregar poco a poco agua (1 L) y de esta manera tan sencilla obtienes un líquido rico en nutrientes para regar tu planta.
  • Cáscara de huevo: El huevo contiene en su cascarón grandes cantidades de uno de los minerales que necesitan nuestras plantas para su desarrollo, el calcio.

Así que no tires los cascarones, ponlos a secar y una vez que se encuentre completamente secos procede a romperlos dentro de una bolsa, con ayuda de un objeto aplasta para conseguir que estos se rompan aún más, entre más pequeños queden, mejor. Una vez obtenido el resultado deseado puedes agregarlo a la tierra de tus macetas; ayúdate de algún objeto que te ayude a mezclar e incorporar.

 

 

Con información de: ensedeciencia.com