Los amigos de Américo

0
411
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Oscar Pineda.-

Aunque para muchos el evento de presentación del equipo de transición del gobernador electo Américo Villarreal Anaya no superó las expectativas del morbo de saber quiénes acompañarán al próximo mandatario de Tamaulipas, la realidad es que el objetivo de AVA de enviar un mensaje a la administración saliente y concretamente a su titular, el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, se cumplió tal y como estaba planeado.

Américo quiso demostrar, y lo consiguió, que no está solo y que a pesar de los pesares, los morenistas se alinearon en torno a su proyecto de gobierno, incluso algunos que andaban regándola afuera de la olla.

Para muchos de los asistentes la reunión significó un reencuentro, había muchas caras conocidas, algunos sonrientes porque ven en la llegada de amigos alguna esperanza de volver a trabajar en el Gobierno del Estado, otros nerviosos buscando padrinos y algunos otros expectantes para tratar de adivinar por dónde viene la rola para subirse al tren de la Cuarta Transformación.

Destacaría tres puntos del discurso de AVA. El primero tiene que ver con su visión de gobierno, apegada a los principios de la Cuarta Transformación, en el que se puede advertir que el eje central del gobierno entrante serán los programas sociales y la salud, replicando esquemas federales, orientados a cumplir con la premisa de primero los pobres.

El segundo punto tiene que ver con el arranque de la administración, mismo que desde ahora Américo advierte muy complicado, especialmente en el tema presupuestal, debido al crecimiento de la deuda pública y a la deuda directa, es decir, los pasivos con proveedores.

En ese mismo punto incluiría la relación con el gobierno saliente, a cuyos funcionarios advirtió que habrá denuncias si se detectan quebrantos durante el proceso de entrega recepción.

El tercer punto tiene que ver con el gabinete y colaboradores cercanos a quienes igualmente les envió un claro mensaje al no subirlos al escenario.

El mensaje para los colaboradores que le acompañarán fue que no habrá dictadorcitos dentro del gabinete y que aquel que no dé el ancho se irá como llegó; también deja claro que él es el que lleva el timón y el que decide quién se sube al barco, quién se baja y a quién aventarán a los tiburones.

Desde luego que los amigos de Américo llevan mano en las designaciones, aunque, insisto, nadie tendrá los seis años asegurados.

A los alcaldes morenistas y legisladores, quienes también asistieron al evento para cerrar filas en torno a Américo, se les acabó el tiempo de emperadorcitos, ahora tendrán jefe.

EL PERSONAJE

De los alcaldes más asediados por la prensa el día de ayer fueron Carmen Lilia Canturosas y Carlos Peña, de Nuevo Laredo y Reynosa respectivamente.

Los dos vinieron amparados para no ser detenidos por la Fiscalía de Justicia de Tamaulipas, pues ambos enfrentan procesos judiciales ante dicha instancia.

En el caso de la Alcaldesa de Nuevo Laredo, aprovechó el foro estatal para invitar a la Secretaria de Obras Públicas del Estado a realizar una gira de trabajo por las obras que posiblemente quedarán pendientes de terminar.

Sobre el tema del famoso regalo caro, la Alcaldesa aseguró que a pesar de todo el escándalo que se hizo en redes sociales, el reloj no se lo regalaron, que fue comprado por ella con dinero de su trabajo de muchos años.

Carlos Peña “Makito” parecía engentado o fastidiado por las preguntas sobre los migrantes, sobre todo cuando se le preguntó por los migrantes hacinados en las plazas y en la zona de tolerancia de Reynosa, en donde, por cierto, su señor padre tiene algunas propiedades.

POSDATA

Hay información de que Morena repetirá la elección de consejeros en los distritos 07 y 09 de Tamaulipas; el primero corresponde a Altamira y el segundo a Reynosa.

En el caso de Altamira se dice que el alcalde Armando Martínez, a quien por cierto tienen detectado como robalón azulado, se despachó con la cuchara grande y metió a toda la parentela como consejeros nacionales de Morena, dejando fuera a importantes miembros originales del partido, de los que sí se la rajaron desde el principio con AMLO.