Sin pistas del bebé desaparecido en HG

0
174
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Patricia Azuara.-

Cd. Victoria, Tam.-
A poco de un mes de la desaparición del cuerpo de la bebé que nació sin vida en el Hospital General de Ciudad Victoria, iniciaron las audiencias del caso.

Este día, Evelyn Yamile Rangel Gallegos, madre de la menor fallecida, acudió a los juzgados para enfrentarse con tres de los presuntos responsables del misterioso extravío de los restos de su pequeña.

La Primera Audiencia se llevó a cabo ayer a las 10:30 de la mañana a través de la plataforma Zoom, pero duró menos de una hora, y Evelyn lamentó, “quedé en las mismas”.

Fueron tres empleados del nosocomio los citados a esta primera audiencia, dos trabajadoras sociales y un camillero, de nombre, Verónica “N”, Iris “N” y Julio “N”. Ambos ya son defendidos por abogados particulares, presuntamente ex agentes ministeriales.

“Ellos al principio contaban con un abogado de oficio, y ahorita ya traen tres abogados privados”. Los señalados buscan, por medio de la conciliación, reparar el daño y darle “carpetazo” al asunto, que evidenció el frágil, ineficiente y negligente sistema de salud en Tamaulipas.

Pero Evelyn Yamile Rangel Gallegos clama justicia, y exige que le entreguen el cuerpo de su bebé para darle cristiana sepultura.

En entrevista para El Diario de Victoria, reveló que se presume que la directiva del hospital pretende encubrir a los responsables a través de la manipulación de los videos de las cámaras de seguridad.

Y es que, según el parte médico, el cuerpo de la bebé se trasladó al anfiteatro a las 6:48 de la mañana del 14 de julio, y los videos entregados a su equipo de abogados, “curiosamente” captaron imágenes hasta las 6:42, y justo el equipo donde están las gavetas, está descompuesto.

“En eso que ellos mandan ya no se alcanza a ver lo que pasó, si salió de tococirugía o qué, ellos (defensa de la madre) quieren ver qué camilleros la trasladaron”.

Dio a conocer que parte de la investigación reveló los nombres de dos camilleros que fueron los encargados de trasladar el óbito, pero el director Héctor Díaz tiene el nombre de un tercer empleado de esta área.

“Ni siquiera saben quién hizo el traslado. Yo quiero conseguir los videos y ver el recorrido por protocolo, supuestamente entrevistaron a la de informática y ella dice justamente que la cámara del anfiteatro es la que está dañada”.

Entre las primeras hipótesis de su abogada, es que el cuerpo pudo haber sido entregado a otra familia, porque de entrada, el día que ella fue intervenida no se reportó ningún recién nacido fallecido.

“El día 12 de julio hasta el día 13 reportaron tres y los entregaron, entonces es una teoría de ellos que la pudieron haber entregado a la familia equivocada porque ya se descartó que la niña esté en residuos, en Tampico ya fueron y checaron eso”.

Basados en esas posibles causas se levantarían los permisos para exhumar los cuerpos que se entregaron, entrevistar a las familias y sacar pruebas de ADN.

“Casualmente el día 12 no se reportó nada ¿entonces dónde quedó?. El día 13 reportan tres  y  son los que entregan. O sea a ella no la registraron en el hospital como bebé fallecida, ya las enfermeras reportaron que cometieron ese error de no haberla reportado”.