Joven migrante se despide de su perrita para buscar asilo en EU

0
160
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

El perro es el mejor amigo del hombre o eso dicen, sea cierto o no, para el joven Brayan Pinto, un migrante venezolano de tan solo 18 años, su pequeña perrita Brandy es una amiga muy importante, sin embargo tuvo que dejarla al llegar a la frontera entre Estados Unidos y México.

El domingo, los dos compañeros tuvieron que despedirse. “Ella ha estado conmigo durante dos años”, dijo el joven Brayan, abrazando al animal peludo con el collar rosado, una mezcla de pequinés y caniche de juguete, a la vista de El Paso, Texas.

Brayan Pinto regresó a Ciudad Juárez para dejar a su perrita después de viajar juntos y cruzar el río Bravo para ahora entregarse a los agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos para solicitar asilo en El Paso.

“Brandy” había sido un regalo de su madre antes de su muerte para convertirse en su mascota de apoyo emocional, ya que había cruzado varias fronteras con él.

“Ahora que llegamos a Estados Unidos, me dicen que la tengo que dejar porque no puede cruzar para el otro lado”, contó Brayan.

Antes de caminar solo hacia la frontera de Estados Unidos, Pinto recordó su largo viaje juntos, incluidos nueve días a través del peligroso Tapón del Darién entre Panamá y Colombia.

“Dejarla es como dejar a un miembro de la familia”, dijo el joven.

Luego, con tristeza, puso a Brandy en los brazos de un foto periodista que había accedido a cuidarla en México, y hundió su rostro en su pelaje rizado para una última despedida, pidiéndole que se porte bien, mientras la llenaba de besos inundados de tristeza.

Ahora Abi y Aylin, de 10 y tres años, hijas del fotoperiodista, le darán amor y caricias a la adorable perrita Brandy. Sin embargo, ambos esperan volver a reunirse para ser de nuevo esos inseparables amigos que cruzaron fronteras.

Brandy fue su amiga inseparable por años / Agencia Reuters

 

Con información de: telediario.mx