Tatiana Huezo y su visión del cine

0
23
Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 19 (Agencias)

La directora radicada en México, Tatiana Huezo, indicó que para ella “el cine es una herramienta para provocar emociones y reflexiones”, por lo que ha aprovechado sus proyectos para contar historias de distintas índoles.

La cineasta es originaria de El Salvador, pero emigró a México con su familia cuando tenía solo cuatro años, donde posteriormente realizaría sus estudios de cine en el Centro de Capacitación Cinematográfica.

Inició su carrera con los cortometrajes “Tiempo caústico” (1997) y “El ombligo del mundo” (2001), y en 2011 lanzó su primer largometraje documental, titulado “El lugar más pequeño”, al que le siguió la aclamada “Tempestad”, que la hizo merecedora de un Ariel en 2016.

Aunque opinó que el cine no puede cambiar la realidad, sí “guarda el tiempo que vivimos. Tiene la enorme capacidad de generar empatía, y eso me parece algo muy poderoso. Nos permite compartir estas historias que otros pueden sentir”.

Su trabajo más celebrado hasta ahora llegó cuando incursionó en la ficción, con la película “Noche de fuego”, que plasma la situación que viven las comunidades de la sierra ante la violencia ejercida por el narco, que obliga a vestir de hombres a las niñas para evitar que sean secuestradas.