Se complica la transición

0
190
Alfredo Guevara.
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Alfredo Guevara.-

A la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación le urge dar solución al “recurso madre” que interpuso el Partido Acción Nacional, relativo a la elección de gobernador en Tamaulipas.

La tardanza de la máxima instancia jurisdiccional en emitir una sentencia, cuyo sentido es irrevocable como inapelable, ha provocado un escenario de incertidumbre, pero a la vez una confrontación entre el gobernador electo AMÉRICO VILLARREAL ANAYA y el que se encuentra en funciones, FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA.

Conforme avanzan los tiempos y no se despeja el resultado de la elección de gobernador en esa instancia jurisdiccional, el tono ha ido subiendo, acompañado de una campaña sucia, de lodo, con la que se busca denostar la imagen de AMÉRICO VILLARREAL ANAYA.

De lo último que denunció el gobernador electo, es que GARCÍA CABEZA DE VACA ordenó la liberación de órdenes de aprehensión en contra de AMÉRICO, otra vez contra el alcalde de Victoria EDUARDO GATTÁS, como de CARLOS CANTUROSAS  y hasta MANUEL MUÑOZ CANO e incluso, algunos de quienes forman parte de su equipo de colaboradores o forman parte del equipo para la transición gubernamental.

La nueva embestida por CABEZA DE VACA, estima VILLARREAL ANAYA que vendrá a través del juez de Control MIGUEL MORENO CASTILLO, que si bien estaba adscrito en Altamira, fue removido a  Ciudad Victoria para que emita las órdenes de aprehensión.

Desde luego que las precisiones de VILLARREAL ANAYA tienen sus fundamentos, de ahí que lo haya hecho del conocimiento de la opinión pública, para que simple y sencillamente se sepa.

Desde luego que el tono ha ido subiendo y ahora de una manera directa entre los dos gobernadores, uno electo y el otro en funciones.

Al mes de septiembre le quedan escasos nueve días, pero la Sala Superior del PJF no debe dar largas y resolver el medio de impugnación que interpuso el PAN.

Quizá, una vez que se emita la sentencia respectiva, las cosas se normalicen o por lo menos se asuman de las dos partes.

Ojalá y no se llegue a un escenario más crudo y radical del que se percibe a días de la toma de posesión e inicio de la nueva administración.

De hecho, AMÉRICO no debería esperar más y al ser víctima de una campaña sucia, nada de malo tendría interponer una demanda contra CABEZA DE VACA  por daño moral.

Las cosas entre los dos gobernadores siguen tensas y conforme avanzan los días se tornan más complicadas.

Y sí, tiene razón AMÉRICO cuando aduce que por espacio de algunos días se emprendió una campaña mediática con la que se denostó su imagen. En fin.

[email protected]