Urgen profesionales en comercio internacional

0
140
Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

Por José del Carmen Perales Rodríguez.-

La globalización de la economía y los cambios que se generaron a partir de la pandemia en materia aduanera y logística, exigen la formación de recursos humanos con conocimientos en el tema que permitan relanzar las exportaciones e importaciones, aseguró Anahí González Tapia.

La catedrática de la Universidad Politécnica de Victoria (UPV), que imparte la materia de política monetaria en la carrera de comercio internacional y aduanas, comentó lo anterior y consideró que Tamaulipas está en posibilidades de atender esas necesidades.
“La carrera de comercio internacional y aduanas, de reciente apertura en la UPV, está llamada a ser considerada el semillero de profesionales con el perfil necesario para consolidar el relanzamiento del mercado internacional, de las exportaciones e importaciones”, expuso.

González Tapia comentó que particularmente Tamaulipas por su condición de estado fronterizo y contar con puertos marítimos, aéreos y terrestres, podrá ampliar su capacidad con profesionales preparados y sin barreras en lo que se refiere al idioma.

“La licenciatura de comercio internacional y aduanas es una carrera particularmente atractiva por la modalidad BIS (bilingüe, internacional y sustentable), los jóvenes son preparados para integrarse a este mercado laboral que ha ido creciendo después del impacto de la pandemia”, aseguró.

En este sentido la especialista en temas monetarios comentó que hasta el momento es la única opción profesional, en la que los estudiantes se adentran de inmediato en el idioma inglés, pero también en las transacciones internacionales conociendo las principales divisas en torno a las cuales se realizan las transacciones.

“El mercado monetario es de vital importancia no solo para los empresarios que se dedican a la exportación e importación, sino para los propios entes gubernamentales ya que incide directamente en la salud de la economía de cada país”, concluyó.