Formas útiles de reutilizar las hojas secas de otoño

0
62
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Las hojas secas pueden llegar a ser un gran problema, sobre todo en otoño cuando suelen caer y se esparcen por todo el jardín. Rastrillarlas suele ser bastante fastidioso y más cuando todos los días caen. Existen algunos usos que se les puede dar a estos montones de hojas secas para no desperdiciarlas y saber qué hacer con ellas. Podrás cuidar tus plantas y otorgarles un uso creativo para no tener que lidiar con las grandes bolsas de estas hojas

1. Fertilizante

Las hojas secas son una gran fuente de materia orgánica, las pilas de compost necesitan un equilibrio entre materiales secos y húmedos. Los cortes finos de césped frescos son los materiales verdes húmedos y las hojas de otoño suelen ser las de material seco. Utilizar la cortadora de césped para triturar las hojas hará que se descompongan mucho más rápido, para luego extender todas las piezas y que desaparezcan en el césped.

2. Protector de plantas

Las hojas secas son una gran fuente de protección durante el invierno, solamente se necesita colocarlas alrededor de las plantas sin amontonarlas. En los climas fríos las plantas pueden salir afectadas, por lo que es necesario protegerlas, las hojas serán indicadas para esto, así las plantas no se asfixiarán ni se dañarán. Recoge las hojas secas de tu jardín lo antes posible para que estén un poco más frescas y no se pudran.

3. Humus

Una manera sencilla y perfecta de utilizar estas hojas es dejar que se trasformen en humus. Para estos, se deben colocar las hojas recién rastrilladas en una parte aislada del jardín para apilarlos y humedecerlos, después tritura y agrega tierra, cada vez que se agreguen más hojas se incorporará más tierra. Cuando la primavera llegue estarán descompuestas y serán muy nutritivas para los arbustos y árboles del jardín.

4. Mantillo

Las hojas secas como mantillo son una gran manera de reutilizar esos montones rastrillados que se encuentran en el jardín. Estas hojas son capaces de suprimir las malas hiervas, que con el tiempo se descomponen para mejorar el suelo. Para utilizarlos como perfecto remedio natural tendrás que triturarlas muy bien, pues por el contrario una capa gruesa de hojas enteras puede bloquear el paso del agua y aire. Una hoja bien triturada aislará a las raíces y plantas de un clima frío. En los días donde haya mucho viento las hojas podrían salir volando, por lo que rociar un poco de agua con una manguera será suficiente para mantenerlas en suelo firme.

5. Utilízalo como fogata

Es bien sabido que las hojas secas son un perfecto combustible. Si vas a acampar estas serán una excelente opción para terminar con el frío. Afortunadamente están fácilmente disponibles en el medio donde se acampará. Busca un lugar despejado y apila hojas secas, después incorpora un poco de madera y prende fuego, verás como se encienden con mucha facilidad. Recuerda tener mucho cuidado ya que se está manejando fuego y puede suponer un peligro si no se hace en una zona adecuada.

Con información de: ensedeciencia.com