Atrás a las viejas formas de hacer política: AVA

0
68
Alfredo Guevara.
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Alfredo Guevara.-

Sin sobresaltos de ninguna índole, AMÉRICO VILLARREAL ANAYA tomó protesta y asumió funciones como Gobernador del Estado para los próximos seis años.

AMÉRICO asumió el compromiso de gobernar para todos, dejando atrás las viejas formas de hacer política, que no cumplieron con las exigencias de la sociedad tamaulipeca, algo que deseaba escuchar la población en general.

En la ceremonia en el Congreso local, AMÉRICO  estuvo flanqueado por la presidenta de la mesa directiva, la diputada local del PRI ALEJANDRA CÁRDENAS CASTILLEJOS, del secretario de Gobernación ADÁN AUGUSTO LÓPEZ y del presidente del Poder Judicial del Estado, DAVID CERDA ZÚÑIGA.

AMÉRICO fue ovacionado en más de una ocasión con el grito de “Gobernador” “Gobernador”, “Gobernador”.

En el graderío su esposa, sus hijos, invitados de honor que se trasladaron desde la Ciudad de México y otras entidades del país, para respaldar a VILLARREAL ANAYA y avanzar en el inicio e implementación de la Cuarta Transformación en Tamaulipas.

En la planta baja de la Torre Bicentenario, el Gobernador entregó nombramientos a HÉCTOR JOEL VILLEGAS GONZÁLEZ como Secretario General de Gobierno, así como al General Brigadier de Estado Mayor en condición de retiro SERGIO HERNÁNDEZ CHÁVEZ, como titular de la Secretaría de Seguridad Pública.

Las dos áreas que deben tener titular desde los primeros minutos de la administración estatal, porque en ellos recae la responsabilidad de la seguridad de la población como la gobernabilidad en el Estado.

El diputado federal con licencia TOMÁS GLORIA REQUENA será uno de los subsecretarios en la General de Gobierno.

OLGA SOSA RUIZ, la titular de la Secretaría del Trabajo y ADRIANA LOZANO de Finanzas, acompañaron a VILLARREAL ANAYA, además de otros colaboradores de la administración estatal.

Como era de esperanza, la administración panista que terminó su periodo el 30 de septiembre, dejó una deuda pública superior a los 15 mil 500 millones de pesos.

Y si bien dejaron recursos para saldar los primeros compromisos de la entrante administración estatal, serán los suficientes para salvaguardar en todo momento salarios y estímulos económicos a los trabajadores del Gobierno del Estado y organismos públicos descentralizados.

De que fueron malos, lo fueron y no solamente para gobernar, sino también para administrar.

Y aunque mucho se quejaron los panistas de sus antecesores, la realidad es que salieron peor. En fin.

[email protected]