Habló sobre ‘accidente’ de Pablo Lyle

0
98
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Agencias.-

El juicio por homicidio contra Pablo Lyle comenzó hace varios días, y la esposa del actor, la empresaria Ana Araujo, se presentó para dar su declaración y contar su versión de los hechos.

“Ventaneando” tuvo acceso al juicio y captó cuando Araujo subió al estrado para dar su testimonio y contar cómo ocurrió todo el evento en el que un hombre de 63 años murió tras una pelea con el famoso.

En 2019, Pablo Lyle, su esposa, hijos y cuñado circulaban en una camioneta para dirigirse al aeropuerto de Miami. Durante el trayecto se vieron involucrados en un pleito de tránsito en el que el actor golpeó a un hombre, el cual murió días después por un traumatismo en la cabeza.

Aquel día, el hermano de Ana manejaba y Pablo Lyle iba de copiloto. La esposa del actor indicó: “Venía Mauro mi hijo conmigo, luego Aranza. Recuerdo que Lucas tomó una salida que después se dio cuenta no era la correcta. Recuerdo que dice: ‘Lo siento’ y continuamos”.

“Empezamos a escuchar un claxon que nos empezó a tocar súper fuerte, era muy agresivo, de hecho, me pareció muy exagerado. Llegamos a un semáforo en rojo y empiezo a escuchar muchos gritos, muchas groserías y en eso siento un golpe en la camioneta”, narró Araujo.

Luego añadió que escuchó a “un señor gritando, insultando y diciendo groserías”, lo que asustó a los hijos de ambos y comenzaron a llorar. Por eso Lyle se bajó de la camioneta; “Lucas (su hermano) recuerdo que se bajó de la camioneta, el señor lo agarró y fueron avanzando, los perdí de vista”

De acuerdo con su testimonio, Lyle se bajó para hablar con el hombre y pedirle que se calmara porque había niños en la camioneta. “Pablo estaba intentando detener la camioneta porque seguía avanzando, estaban pasando coches. En ese momento estaba en pánico porque los niños estaban muy asustados”.

“Veo la cara de Pablo asustado tratando de detener la camioneta y yo traté de querer ayudar, pero no pude porque tenía el cinturón de seguridad y los niños encima de mí. Pablo sale de la camioneta y escucho que le grita a la persona que estaba ahí: ‘tranquilo, hay niños en el coche’”, expuso.