Investiga la Fiscalía casi 300 abortos

0
33
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Alfredo Guevara.-

Cd. Victoria, Tam.-
De acuerdo a estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, la Fiscalía General de Justicia en el Estado abrió 291 carpetas de investigación y averiguación por el presunto delito de aborto.

Esta acción en Tamaulipas continúa siendo castigada, al alcanzar penas de hasta cinco años de prisión para las mujeres que aborten y hasta de nueve para los médicos, u otras personas que ayuden con la extracción del producto.

Las estadísticas del Secretariado reflejan que tan solo en el 2015 se abrieron 25 carpetas de investigación, aumentando a 33 al año siguiente, aunque en el 2027 disminuyó a solamente 32.

Sin embargo, para el 2018 al abrirse 46 carpetas de investigación, representó un incremento del 40 por ciento, ubicándose como el año con un mayor número de carpetas contra presuntos culpables por realizar abortos a personas embarazadas.

Al 2019 las estadísticas prácticamente siguieron altas, con 45 carpetas de investigación, aunque para el año siguiente la Fiscalía Estatal sólo dio origen al inicio de 34 investigaciones por ese tipo de acto inhumano, al grado de que en el 2021 fue de apenas 44 personas investigadas.

Hasta el mes de agosto de 2022, la Fiscalía General de Justicia en el Estado cuenta con 32 carpetas de investigación por este delito del fuero común.

Cabe mencionar que las estadísticas indican que el mayor porcentaje de abortos se realizar en el primer trimestre del año, es decir, en los meses de enero, febrero y marco, como también en el cierre, en otras palabras, octubre, noviembre y diciembre, donde la incidencia es elevada.

En el Código Penal del Estado se contempla en el capítulo siete denominado “aborto”, conformado por siete artículos, en donde se establece que las mujeres que cometan este delito se les impondrá una sanción de cinco años de prisión.

Y en el 357 se establece que quien reincida, no se le permitirá sustituir la pena por tratamiento médico integral para recuperarse por el daño causado por el aborto.