Imagen única

0
234
Mauricio Zapata.
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

En mayo de 2016, antes de que su partido ganara las elecciones, la bancada del PAN en el Congreso del Estado planteó una iniciativa para eliminar los “sellos institucionales”.

La idea es que hubiera un solo emblema para cada gobierno (municipal y estatal) sin importar quién gobernara, es decir, eliminar los colores partidistas en las instituciones.

Otro objetivo, era para evitar que cada trienio o cada sexenio se gastaran millones de pesos en crear un logotipo. En ese sentido, se proyectó la prohibición a cada alcalde o gobernador que llegara, cambiar la imagen institucional.

Querían que alcaldías y dependencias gubernamentales presentaran una imagen institucional, no ideológica, y hubiese colores que identificaran a Tamaulipas y no a un gobierno en especial.

Así, para cada cambio de administración, los Ayuntamientos y el Estado ya no podrían incorporar libremente sus colores y emblemas partidistas; querían, pues, darle uniformidad a documentos, vehículos e inmuebles pertenecientes al patrimonio público.

En la exposición de motivos plasmaron que en cada cambio de administración el modificar la imagen institucional, ocasionaba un dispendio de recursos económicos que ofende a la población, sin percatarse quiénes fueron elegidos para encabezar el gobierno, que lejos de obtener una identidad, provocan un distanciamiento con sus gobernantes y un encono con los aspirantes de otras planillas que participaron en el proceso electoral.

El único cambio sería el de los años de la administración (Tamaulipas 2022-2028, por ejemplo). Los vehículos, paredes, logos, membretes no sufrirían cambio alguno, y con ello se ahorrarían mucho dinero en pintura cada tres o seis años.

Era buena la iniciativa, que después de ganar en el 2016 el PAN la retiró, la mandó al tintero legislativo y ya no se discutió ni dictaminó.

No sería mala idea retomarla o presentar una similar. Pero más allá de hacerle la travesura a los de Morena, me parece que es una idea que nos puede ahorrar mucho dinero cada que hay un cambio de administración. Y mejor aún, le dan una identidad a la gente con su gobierno, y a Tamaulipas a nivel nacional.

A ver si se les prende el foco.

EN CINCO PALABRAS: Eso no les cuesta nada.

PUNTO FINAL.- “El tiempo favorito de muchos políticos es el pretérito imperfecto, porque de eso viven”: Cirilo Stofenmacher.

Twitter: @Mauri_Zapata