Desdeñan a la GE en la zona sur

0
73
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Yadira Hernández / El Sol de Tampico

Un examen realizado en la Universidad de Seguridad Pública detectó que al menos el 99 por ciento de  los elementos que pertenecen a la corporación, se niegan a que sus hijos continúen su profesión.

El reclutamiento se ha extendido a nivel nacional, con el objetivo de poder contar con más elementos, pero el interés es mínimo por ser parte de la corporación de seguridad en el estado.

José Luis Del Ángel Sosa, coordinador ejecutivo de la Mesa de Seguridad Ciudadana en la zona sur de la entidad, indicó que actualmente es necesario reforzar la seguridad con más elementos de seguridad en el estado.

En la zona conurbada se cuenta actualmente con 622 policías, de los cuales hacen falta 400, pues hasta el momento no han podido cubrir la cantidad de seguridad establecida este año.

“Lo primero que les preguntamos es ¿a ustedes les gustaría que sus hijos fueran policías? El 99 por ciento respondió que no, estamos batallando para que se incorporen más elementos, los jóvenes no quieren ser policías. Creemos que no quieren ser policías porque no cuentan con muchas prestaciones, como un ciudadano normal, ellos están muy limitados a los créditos”, mencionó.

Del Ángel Sosa señaló que cada vez es un poco más difícil encontrar gente que quiera ser policía, a pesar de que en Tamaulipas son de las mejor pagadas y con mayores prestaciones en el país.

Señaló que desafortunadamente no tienen muchos beneficios, como seguros, becas, créditos bancarios, algunas otras limitaciones sobre las cuales están trabajando.

“El reclutamiento continúa y la idea es que se siga reforzando con la graduación de cadetes, hubo pausa con la pandemia con la formación de nuevos cadetes, pero ya se están retomando las capacitaciones y los cursos y están trabajando en eso”, agregó.

Del Ángel Sosa comentó que una de las estrategias que se han implementado  la seguridad pública estatal es mejorar los salarios para incentivar a los elementos y mejorar las prestaciones, aunado a las premiaciones que se realizan a los mejores elementos.

Indicó que la mayor negatividad y estigmatización de la sociedad hacia las policías ha ocasionado la falta de confianza para realizar las llamadas de emergencia, una de las principales necesidades que se han mejorado para establecer una mayor seguridad.

La ciudadanía continúa creyendo que en las corporaciones existe corrupción, pese que en los últimos años los índices de violencia han disminuido, por parte de la encuesta de INEGI Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), Tamaulipas es uno de los pocos estados en el país que mantiene la seguridad, tanto en carreteras como en cada municipio de la entidad.

Señaló que las Mesas de Seguridad en el estado implementaron estrategias para reclutar más elementos y conservar los altos índices de seguridad, por lo cual se espera que antes de concluir este año se pueda contar con más de mil elementos, pese al poco interés de los jóvenes en incorporarse a la Guardia Estatal.