El PAN en la lona

0
145
Clemente Castro González.
Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

Clemente Castro González.-

Los partidos políticos, con excepción de Morena y aliados, están en situación complicada para lo de la elección extraordinaria, cuyo proceso está por iniciar, a fin de elegir a un Senador de la República.

Dadas sus estructuras, los que pueden hacer una campaña decorosa, lo que no significa que tengan posibilidades de ganar, son los Partidos Acción Nacional (PAN) y Revolucionario Institucional (PRI).

Lo decimos porque están precedidos de derrotas, aún habiéndose coligado y contar con el respaldo de todo el aparato de la administración estatal, como sucedió durante la reciente contienda por la gubernatura.

Sería un grave error volver a conformar una alianza perdedora en el que fuera el albiceleste, el tricolor y se incluyera a lo que queda del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Aquí aplica aquello de que mejor solos que mal acompañados, aunque su participación únicamente les garantice tener determinada presencia para contiendas futuras.

Lo que se ve y siente es que el grueso de los ciudadanos están cautivados por las administraciones morenistas federal y de la entidad, y a nivel de municipios en donde son gobierno.

Pero, además, al común de los electores no le agrada la idea de apoyar a perdedores, por lo que la ola guinda puede aumentar.

Cabe señalar que el grupo que dominó durante el pasado sexenio, al mando del FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA, llevó a la debacle al PAN debido a su mal gobierno, en el que proliferaron los excesos, entre ellos la corrupción.

Tan mal estuvo su administración que CABEZA DE VACA enfrenta problemas legales, al igual que parte de su familia.

Esa misma suerte están a punto de correr ex funcionarios del cabecismo a los que se les detectaron una serie de irregularidades en las dependencias que tuvieron a sus cargos.

De hecho, la contralora NORMA ANGÉLICA PEDRAZA MELO ha reiterado que al no aclarar de manera adecuada lo sucedido en las secretarías y terminar el plazo de 60 días que da la ley para ello, lo que sigue son las demandas de carácter penal.

Y en ese paquete seguramente van Salud, Educación, Obras Públicas y Seguridad, en las que despacharon MARIO GÓMEZ MONROY, GLORIA MOLINA GAMBOA, CECILIA DEL ALTO LÓPEZ y JOSÉ ONTIVEROS MOLINA, en forma respectiva.

Desde luego que no son los únicos, pero son a los que mayores cosas turbias se les detectaron.

Otro de los negativos de GARCÍA CABEZA DE VACA, es haber nulificado y perseguido no solo a adversarios de partidos distintos al suyo, sino que dio cuenta de connotados panistas que le llevaron la contra.

Los casos de CARLOS ENRIQUE CANTUROSAS VILLARREAL, MAKI ORTIZ DOMÍNGUEZ, LETICIA SALAZAR VÁZQUEZ y varios personajes más, ilustran lo sucedido. Ellos resintieron el desprecio y hasta la persecución del cabecismo por no haberse alineado, al grado de que no pocos tuvieron que renunciar a su instituto político o de plano fueron expulsados.

A la distancia, dicha “purga” impacta sobremanera al panismo debido a que no cuentan con figuras de trascendencia estatal que pueda dar la pelea en los comicios por venir.

La única carta con posibilidades de ser competitivo es el alcalde de Tampico, JESÚS NADER NASRALLAH, quien difícilmente dejará su cargo de munícipe dado la buena calificación que tiene por parte de sus representados y porque tiene experiencia política. Sabe que no es el mejor momento para levantar la mano.

Seguramente “Chucho” evaluará los pros y contras de ser candidato a Senador y concluirá que meterse a la campaña es ir a la aventura.

Lo que le queda al PAN para lanzarse a la compaña electoral son el ex candidato a gobernador, CÉSAR VERÁSTEGUI OSTOS, mismo que, dado su “colmillo largo y retorcido” en los asuntos del poder, no se expondrá a una derrota más porque sabe bien que los “vientos de cambio no soplan a su favor”.

Y si no es el bueno el ex titular de la General de Gobierno, podría ser el propio FRANCISCO N. el que tome la estafeta a condición de que no tenga impedimentos legales, lo que es casi imposible.

Por supuesto que el ex jefe del Ejecutivo quiere ya que podría agarrar oxigeno puro. Lo grave para él es que esta más cerca de cárcel que de aparecer en la boleta electoral.

En ese sentido, los del PAN podrían concluir en que su “carta fuerte” es el dirigente estatal del blanquiazul, LUIS CANTÚ GALVÁN, a condición de que primero recupere su salud.

Claro que los adversarios verían con buenos ojos el lanzamiento de “El Cachorro” ya que sería pan comido.

Ni modo que el cabecismo panista, ante lo flaco de la caballada, quiera echar mano de sus nuevas adquisiciones, entiéndase los ex priistas, YAHLEEL ABDALA CARMONA u ÓSCAR ALMARAZ SMER. Pero si se incurre en ese “desliz”, el panismo tradicional pondera en operación el boicot, en forma inmediata.

De modo que solo resta considerar para la senaduría al diputado federal, GERARDO PEÑA FLORES, el cual trae el historial de no haber ganado una sola de las competencias electorales de mayoría relativa. Su fuerte son los puestos de elección popular por la vía plurinominal.

En síntesis: el PAN está en la lona.

Con relación al PRI, es evidente que cuenta con figuras destacadas de las que se podría echar mano. Habrá que ver quién es el valiente que se preste para ir al sacrificio.

A lo mejor los priistas dan la sorpresa, pero Morena y aliados no pueden quedarle mal al jefe político estatal, AMÉRICO VILLARREAL ANAYA, que acaba de iniciar su mandato y tampoco al presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.

En efecto, la competencia está en Morena a nivel interno. Lo demás parece ser cosa juzgada y esto se comprobará en el mes de febrero.

AL CIERRE

La información que se dio es que el guía panista y diputado LUIS CANTÚ GALVÁN se mantenía estable luego de que tuvo un problema cardiovascular en el recinto legislativo.

Así deben estar las presiones que trae en su haber…