Grave situación de migrantes por frío

0
37
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Claudia Velázquez / Ernesto H. Salgado / Contacto

En Matamoros se tiene ya una situación muy grave producto de la llegada de una gran cantidad de migrantes, sobre todo venezolanos y haitianos, a quienes Estados Unidos los está dejando pasar bajo una excepción, así se llama el método de cómo están cruzando al lado americano.

Así lo señaló el encargado de la Casa del Migrante, Francisco Gallardo López, quien comentó que en este albergue están atendiendo de acuerdo a la capacidad con la que cuentan y de acuerdo a lo que pueden hacer por ellos.

Citó como ejemplo que ahorita dentro de la casa cuentan con alrededor de 500 huéspedes, lo cual ya es una sobresaturación, pero fuera de la misma hay como 400 personas que la están pasando muy mal, principalmente por las condiciones del clima que prevalecen aquí. Razón por la cual piden a la población apoyo para recaudar ropa abrigadora.

Gallardo López explicó que si bien es cierto que hay fluidez en torno al tiempo en el que permanecen en el albergue los venezolanos y haitianos, de cualquier manera, el recurso, aunque afortunadamente siempre fluye, ahora se requiere de más, para ayudar a las personas que llegan a esta frontera en busca del sueño americano.

Agregó que no han iniciado en sí una colecta de ropa abrigadora o cobijas, sin embargo, aprovechó el espacio para pedir a la población su colaboración para ayudar a estas personas que realmente lo necesitan.

Dijo finalmente que a nadie de Matamoros le gustaría que se volviera a colocar un campamento, sino más bien algunos albergues establecidos y de esta manera dar algo de solución para los y las migrantes que han llegado a la ciudad.

Venezolanos y migrantes de otras nacionalidades permanecen en la calle en las afuera de la Casa del Migrante en la colonia Ampliación Solidaridad suplicando que permitan el ingreso de sus hijos menores de edad, en tanto que organizaciones altruistas les hacen llegar alimentos y cobijo, tanto en ese lugar como en las inmediaciones del puente internacional.

Las bajas temperaturas que se registran en la región y que prevalecerán durante toda la semana hacen más difícil la situación por la que atraviesan cientos de personas que permanecen a la intemperie sin tener un lugar a donde refugiarse, según comentó la licenciada Glady Edith Cañas Aguilar, de la Asociación Ayudándolos a Triunfar.

Afuera de la Casa del Migrante, que se encuentra totalmente saturada, en su mayoría por venezolanos, suplicando que sean admitidos sus hijos.

Por otra parte, la mencionada licenciada agradeció a los ciudadanos en general los alimentos, más de 400 desayunos que se hicieron llegar para alimentar a esos “hermanos” así como la entrega de chaquetas y colchonetas que ayer mismo fueron entregadas.