Mantiene la UAT tranquilidad en seguridad interna: Rector

0
20
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Alfredo Guevara / El Diario Mx

Cd. Victoria, Tam.- Las facultades y unidades académicas, incluso las preparatorias incorporadas a la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), participan de manera constante y permanente, en un monitoreo de vigilancia.

Lo anterior le ha permitido a la máxima casa de estudios de Tamaulipas, mantener un clima de tranquilidad y evitar temas relacionados con la inseguridad al interior de los planteles, destacó el Rector Guillermo Mendoza Cavazos.

Reveló que, a diferencia de otras instituciones de educación superior, en las que se han registrado hechos violentos, en los que han participado alumnos e incluso maestros, en la UAT impera un clima totalmente diferente, enfocado a los planes y programas educativos.

“Hay tranquilidad en las 26 escuelas y unidades académicas de la Universidad, hay un sistema de monitoreo constante como permanente, que nos ha garantizado hasta ahora un ambiente de armonía entre la comunidad universitaria”, sostuvo.

Comentó que desde el regreso a las clases presenciales en las instituciones de la Universidad, el trabajo se ha enfocado en los protocolos de salud, en aras de evitar cuadros relacionados con la pandemia del Covid-19.

De manera paralela, en materia de protección civil de manera constante se hacen revisiones al interior de los planteles, garantizando en todo momento que la infraestructura se encuentre en buenas condiciones y no ponga en riesgo la seguridad de alumnos y maestros.

En materia de seguridad, Mendoza Cavazos insistió en que hay un monitoreo al interior de las facultades y unidades académicas, donde se confirma el desarrollo normal de las actividades, sin ningún incidente que vaya más allá de la protección civil.

Recordó que, a diferencia de otras instituciones de educación superior, la Universidad no cuenta en sus instalaciones con elementos policiacos que garanticen la seguridad de maestros y alumnos.

Sin embargo, hasta ahora no ha sido necesario, producto del desarrollo de las actividades ordinarias, sin sobresaltos de ninguna índole.