marzo 2, 2024
Publicidad
noviembre 29, 2022 | 125 vistas

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 28 (Agencias)

La Selección Mexicana nunca había estado tan urgida de goles en un Mundial como ahora en Qatar 2022, donde el equipo está al borde de la eliminación, y por ende, obligado a vencer este miércoles al representativo de Arabia Saudita por una diferencia de cuatro anotaciones, si es que aspiran a ir a los Octavos de Final, sin importar lo que suceda en el juego entre Polonia y Argentina en el cierre de actividad del Grupo C.

Un triunfo por diferencia de cuatro goles sobre los árabes es la llave para el Tri, pero la cifra no luce tan viable por la nula efectividad que ha presentado el equipo de Gerardo “Tata” Martino, donde tienen un registro de cero goles y un solo remate al arco durante los dos partidos que han disputado ante Polonia (0-0) y Argentina (2-0) en la justa.

A ello, hay que sumar que en la era del Tata Martino el equipo azteca ha ganado en 39 ocasiones, de las cuales, solo cuatro han sido por diferencia de cuatro o más anotaciones: dos fueron en partido oficial y un par más en amistosos. Ambos aspectos hacen suponer que si México logra la hazaña de vencer a los árabes con la urgida diferencia, estaríamos ante una gesta titánica.

LAS GOLEADAS DEL TRI CON EL TATA

El primer juego en el que México pudo superar a su rival por cuatro o más goles con el Tata Martino como DT, fue en la Copa Oro 2019, cuando venció (7-0) a Cuba en el primer duelo de ese torneo celebrado en Estados Unidos, con las anotaciones de: Uriel Antuna (3), Raúl Jiménez (2), Diego Reyes (1) y Alexis Vega (1).

La segunda ocasión que el Tricolor ganó por una diferencia de cuatro anotaciones (5-1), fue en la Liga de Naciones de la Concacaf 2019-20, en la Fase de Grupos, contra Bermudas, en la ciudad de Hamilton. Ese día Uriel Antuna, Hirving Lozano, Héctor Herrera y José Juan Macías con un doblete, dieron forma al marcador.

En el verano de 2021, con el debut de Rogelio Funes Mori contra Nigeria, se dio el tercer triunfo por diferencia de cuatro goles. En esa ocasión, en Los Ángeles, el Tricolor derrotó (4-0) a las Águilas africanas con tantos del Mellizo, Jonathan dos Santos y un doblete de Héctor Herrera.

La última ocasión que México pudo propinar una goleada fue en la gira previa al Mundial de Qatar, en España, donde se enfrentaron a Irak, y logró sacar un marcado de 4-0 con los goles de Alexis Vega, Rogelio Funes Mori, Jesús Gallardo y Uriel Antuna.

¿UN TRI CON DOS DELANTEROS?

En el proceso de Gerardo Martino con la Selección Mexicana, el Tri se ha caracterizado por jugar con un centro delantero, que es acompañado por dos extremos; incluso, en algunas ocasiones, ha planteado partidos como lo hizo ante Argentina: sin un elemento fijo en eje de ataque. Sin embargo, hoy con la necesidad de hacer goles ante Arabia, surge la posibilidad de que eche mano de dos arietes de inicio.

Dicha opción solo la ha practicado Martino en un par de ocasiones a lo largo de su gestión, la primera vez fue en Cincinnati, contra Estados Unidos, en la eliminatoria, y fue porque el marcador ya estaba en contra (2-0) y puso sobre el terreno de juego durante los últimos 10 minutos a Raúl Jiménez y a Rogelio Funes Mori, pero no funcionó y el Tri se quedó sin gol.

Asimismo, lo replicó ante Jamaica, en Kingston, donde México culminó el partido con Alexis Vega y Henry Martín como centros delanteros, ya que por los costados estaban Diego Lainez y Uriel Antuna; con dicha formación, el equipo azteca logró rescatar la victoria (1-2), justamente con los goles de sus atacantes, quienes dieron tranquilidad al argentino porque su puesto estaba en riesgo.

Comentarios