Con secuelas estudiantes de escuela por olor a gas

0
47
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Miguel Díaz / El Sol de Tampico.-

Estudiantes de las escuelas ubicadas en el ejido Benito Juárez han presentado problemas de salud, que van desde dolor de cabeza, náuseas y hasta somnolencia, cuando se encuentran en sus casas habitación a consecuencia del olor a gas que existe en el medio ambiente.

La presidenta de la Asociación de Padres de Familia de la escuela primaria Mirna Alejandra Salas Rodríguez informó lo anterior e indicó: “Vemos cómo nuestros hijos llegan a sus respectivas casas y empiezan a tener problemas de dolor de cabeza, vómito entre otros síntomas que no sabíamos cuál era el motivo hasta que se descubrió que era por el olor a gas que existe al interior de la primaria”.

Pero esta situación no solo afecta a los estudiantes de la escuela primaria, “sino que también afecta a los estudiantes de la escuela Telesecundaria, la cual se ubica a una mayor distancia de los ductos de Pemex, por lo que es necesario que las autoridades correspondientes tomen las medidas necesarias”.

A partir de la suspensión de clases en esa institución educativa a consecuencia del olor a gas los estudiantes retornaron a sus domicilios “desde que nuestros hijos se encuentran en casa han dejado de presentar esos síntomas, entonces deducimos que todo se debe al olor a gas que perciben nuestros hijos dentro de la escuela y es fundamental que se tome en cuenta ese dato que nosotros estamos aportando”, agregó Mirna Alejandra Salas Rodríguez.

Por lo que los padres de familia también están solicitando a las autoridades correspondientes lleven a cabo un estudio clínico de cada estudiante de la escuela primaria, pues temen que estar percibiendo el olor a gas haya afectado a su salud.

“Realmente traemos a nuestros hijos a esta institución educativa, por lo que los maestros están comprometidos con su tarea de educar a los alumnos, pero aquí están los ductos de Pemex casi dentro de la escuela, sí nos preocupa la seguridad de todos los que están dentro de la escuela”, agregó Salas Rodríguez.

En torno al regreso a clases presenciales se desconoce cuándo vaya a suceder, pues las autoridades correspondientes están a la espera del dictamen de los laboratorios de los estudios que realizaron en torno a los olores a gas, así como de la tierra levantada en una jardinera que se presume que de ahí proviene todo el problema a consecuencia de haber fumigado.

“Mientras no haya un dictamen oficial nuestros hijos no los mandaremos a la escuela primaria, pues no queremos que presenten problemas de salud que van desde dolor de cabeza, náuseas y hasta somnolencia cuando se encuentran en casa”, puntualizó la presidenta de la Asociación de Padres de Familia de la escuela primaria “Benito Juárez”, Mirna Alejandra Salas Rodríguez.