¿La tercera es la vencida?

0
186
Rogelio Rodríguez Mendoza.
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Todo indica que, por fin, habrá un Fondo de Capitalidad para rescatar a Victoria del atraso en su desarrollo que padece como consecuencia del abandono oficial que recibió desde hace al menos dos décadas, y que la tiene convertida en la capital más fea del país.

Será la tercera ocasión en que se intentará sacar adelante un proyecto de esa naturaleza, y todo apunta que se cumplirá aquello de “a la tercera es la vencida”.

La primera vez fue hace poco más de siete años, cuando la 62 legislatura del Congreso del Estado, a propuesta del priista Ricardo Rodríguez Martínez, aprobó una Ley de Fondo de Capitalidad para Victoria, el cual nunca se aplicó porque no llevaba el respaldo presupuestal.

Un segundo intento ocurrió hace casi un año, cuando la bancada de Morena impulsó una iniciativa de decreto que obligaba al Gobierno estatal a destinar para Victoria el 1.5 del presupuesto anual del Gobierno estatal. El Fondo fue aprobado a pesar del voto en contra del PAN, pero el entonces gobernador, Francisco García Cabeza de Vaca, terminó vetándolo.

Esta vez parece que será diferente. Por lo menos eso se desprende de la reunión que sostuvieron este jueves las comisiones de Finanzas, Planeación, Presupuesto y Deuda Pública, y la de Asuntos Municipales.

Durante más de una hora, los diputados encabezados por la priista Alejandra Cárdenas Castillejos se reunieron con el subsecretario de Egresos del Gobierno, Gerardo Illoldi, el Oficial Mayor del Ayuntamiento de Victoria, Daniel Fuentes, y los representantes de diversas cámaras empresariales, para analizar los detalles del proyecto del Fondo.

Cabe señalar que en relación al tema existen tres propuestas: una es la iniciativa presentada el pasado tres de octubre por el morenista José Braña Mojica; otra impulsada por el Cabildo de Victoria que encabeza Eduardo Gattás Báez, quien propone reformar la Ley de Coordinación Fiscal para obtener los recursos que requiere el Fondo; y una tercera es presentada por el Gobierno del Estado.

De hecho, el Gobierno del Estado, a través de Illoldi, independientemente de que el Congreso apruebe o no una Ley del Fondo de Capitalidad, tiene contemplado un fideicomiso para autorizarle a Victoria alrededor de 370 millones de pesos en 2023.

Dicho fideicomiso estará dentro del presupuesto de egresos del Gobierno del Estado para el ejercicio fiscal 2023.

Eso significa que disposición gubernamental y legislativa la hay para construir el Fondo de Capitalidad que le haga justicia a Victoria.

Existen algunos aspectos dudosos en las propuestas, sobre todo en la que plantea el Gobierno de Estado porque señala que los 370 millones de pesos que se tienen contemplados inicialmente para el Fondo, saldrán del Fondo federal de Participaciones que le corresponde a Tamaulipas.

El proyecto es que de las participaciones federales se destine el 1.5 por ciento de los recursos a Victoria, lo que implicará quitarle presupuesto al resto de los 43 municipios del estado, lo cual inevitablemente ocasionará la inconformidad de otros alcaldes.

De hecho, en la reunión, el diputado panista por el sur del estado, Carlos Fernández Altamirano, dijo que los 370 millones de pesos representan el 50 por ciento del presupuesto anual que ejerce Madero.

Ojalá y que se aclaren todas esas dudas, y que se logren los acuerdos necesarios para que, a partir de enero, Victoria tenga presupuesto extraordinario que permita irla transformando.

Lo que sí quedó claro es la existencia de un consenso general para que haya reglas claras en las que se establezca el destino que tendrán los recursos del Fondo, de manera que se utilicen exclusivamente para obras de infraestructura, sobre todo en materia de vialidad.

Ojalá y así sea.

ASI ANDAN LAS COSAS.