Criticarán a la familia real

0
32
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

LOS ÁNGELES, EU., diciembre 5 (Agencias)

Un nuevo tráiler difundido el día de ayer por Netflix para anunciar su próximo documental sobre el príncipe Harry y su esposa Meghan Markle amenaza con agravar las tensiones entre la pareja y la familia real británica, a la que acusan de “juego sucio”.

La realeza británica se prepara para el estreno este próximo jueves de una serie de seis episodios con acusaciones potencialmente explosivas por parte de los duques de Sussex sobre qué los llevó a abandonar sus funciones monárquicas en 2020 e irse a vivir a Estados Unidos.

En los extractos difundidos en Twitter, Harry, de 38 años, acusa a su familia de utilizar a la prensa para perjudicarles, en la que uno de los defensores de la pareja califica de historia de “odio” y “racismo”. Temas de los que ya se venía hablando desde antes que la pareja llegara al altar.

El tráiler comienza con imágenes felices del noviazgo, el compromiso y la boda del príncipe con la exactriz estadounidense. Después “todo cambió”, dice Harry, quien posteriormente asegura que: “Hay una jerarquía en la familia… Hay filtraciones y también se fabrican historias. Es un juego sucio”.

Netflix lanzó un primer clip promocional la semana pasada, coincidiendo con el primer viaje a Estados Unidos de William, hermano mayor de Harry, como heredero al trono británico, con un montaje fotográfico de la pareja. Pero el segundo tráiler sugiere que se lanzarán acusaciones directas contra la realeza.

Y es que en él se encuentran críticas sobre cómo se trata a las mujeres que se casan con sus príncipes. El clip muestra imágenes de Diana, la difunta madre de ambos príncipes, cuyo desgraciado matrimonio y trágica muerte en 1997 conmocionó (y lo sigue haciendo) al Reino Unido y al mundo.

Todo esto llega en el peor momento para la familia real británica, sacudida la semana pasada por un escándalo de racismo por parte de una madrina de William, que tuvo que dimitir como dama de honor tras hacer comentarios ofensivos a una invitada negra en el Palacio de Buckingham.