Exportación de ganado va a la baja: Dámaso A.

0
43
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Alfredo Guevara.-

Cd. Victoria, Tam.-
Hasta en dos terceras partes ha disminuido la exportación de ganado de Tamaulipas hacia el mercado de los Estados Unidos, en parte por la pérdida del estatus sanitario en el 2020.

De por lo menos 250 mil cabezas de ganado que se llegaron a exportar en 2018 y 2019, a la fecha se comercializan con el mercado del vecino país del norte alrededor de 50 mil, estableció Dámaso Anaya Alvarado.

El titular de la Secretaría de Desarrollo Rural (SDR) dijo que en los últimos dos meses se ha trabajado con el Gobierno de la República para de cierta forma hacer un “barrido” por los ranchos o unidades de producción ganadera, con el objeto de recuperar el estatus y beneficiar a los ganaderos del sector social, a efecto de que puedan exportar a los Estados Unidos.

No contar con el estatus sanitario genera desconfianza de que el ganado tamaulipeco esté sano y, por lo mismo, no se puede exportar al mercado de Estados Unidos u otras partes del mundo.

Para poder exportar en estas circunstancias, explicó que le piden prueba de las condiciones sanitarias del hato ganadero, las que en un momento dado le cuestan al productor, o bien, al gobierno.

Derivado de lo anterior, en lugar de invertir en mejorar las condiciones sanitarias del hato ganadero, buscan otros precios en el mercado nacional. Por la pérdida del estatus sanitario y otras condiciones no favorables para el productor, confirmó que se ha dejado de exportar dos terceras partes de lo que se lograba comercializar en el mercado de Estados Unidos hasta antes del 2018.

Hizo ver que desde el 2018, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos dejó una serie de recomendaciones para que Tamaulipas recuperara el estatus sanitario que le permitiera seguir con los procesos de exportación.

Sin embargo, Anaya Alvarado consideró que no se avanzó en el cumplimiento de esas observaciones.

Por ello se ha estado buscando la forma de que la Secretaría de Agricultura lleve a cabo un “barrido” por los ranchos o unidades de producción ganadera, cuyos resultados permitan conocer en qué condiciones se encuentra y empezar a cumplirlas para recuperar el estatus sanitario.